Cómo descongelar un entrecot congelado en agua

Al utilizar cualquier producto de carne congelada, la técnica de descongelación adecuada es crucial para asegurar que la carne siga siendo segura para cocinar y comer. La descongelación segura típicamente consiste en dejar que se descongele la carne en el ambiente controlado de tu refrigerador. Cuando necesites que un corte como un entrecot de carne de vacuno se descongele en menos tiempo, también puedes utilizar el método de agua fría, siempre y cuando sigas cuidadosamente instrucciones de seguridad determinadas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Bolsa de cierre hermético
  • Recipiente conservador
  • Agua del grifo

Instrucciones

  1. Mete la carne en una bolsa hermética.

    Coloca el asado de carne de res en una bolsa de cierre hermético a prueba de fugas. No quieres que el aire y el agua puedan entrar dentro de la bolsa, ya que esto puede introducir bacterias en la carne mientras se descongela.

  2. Llena un recipiente conservador con agua.

    Llena un recipiente conservador con agua fría del grifo. El recipiente necesita ser lo suficientemente grande como para que el entrecot esté completamente sumergido en agua.

  3. Mete la carne en el refrigerador.

    Coloca la carne en la nevera. Añade más agua si la carne no está completamente sumergida. Cierra el refrigerador para ayudar a regular la temperatura.

  4. Cambia el agua.

    Cambia el agua cada 30 minutos para asegurarte de que se mantenga a la temperatura adecuada para descongelar la carne, pero no lo suficientemente caliente como para fomentar el cultivo de bacterias.

  5. Espera el tiempo prudente para que se descongele la carne.

    Espera dos o tres horas para que un entrecot entre 3 y 4 libras se descongele, o 30 minutos por libra para cortes de carne ​​más grandes.

Consejos y advertencias

  • Si no tienes un recipiente conservador, puedes utilizar cualquier recipiente lo suficientemente grande como para permitir que la carne esté completamente sumergida en agua fría.
  • Nunca descongeles un producto cárnico en la encimera. Esto crea un ambiente lo suficientemente cálido en algunas áreas de la carne mientras se descongela, lo cual puede estimular el cultivo de bacterias potencialmente peligrosas.
  • No vuelvas a congelar la carne cruda que se ha descongelado.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por lucia ayala