Tiempo de descanso entre series de lagartijas en el entrenamiento de los SEAL de la marina

Uno de los lemas de los SEAL de la Marina es "el único día fácil fue ayer". Esta cita describe la intensidad del entrenamiento físico, técnico y mental de estos guerreros de élite. Los SEALs están capacitados para operar por vía marítima, aérea o terrestre. Debido a sus misiones complejas y las tremendas exigencias físicas que requieren esas misiones, los SEALs aplican máxima intensidad en todos los aspectos de su formación, incluyendo las flexiones o lagartijas.

Tiempo de descanso entre series de flexiones

El entrenamiento de los SEAL pretende empujar a tu cuerpo a los límites máximos de tus músculos y fatiga mental, y luego más allá. Esto se hace a través de ejercicios de alta intensidad y situaciones de entrenamiento de muchas repeticiones, un gran número de conjuntos, y poco o nada de tiempo es dado para descansar entre series.

Estándares de flexiones militares

Los SEALs y los instructores SEAL cumplen estrictamente la forma correcta al hacer flexiones. Los estándares militares para la flexión o lagartija requieren que coloques tus manos a la altura de los hombros, bajar el cuerpo hasta que los codos alcancen un ángulo de 90 grados, y luego empujar de nuevo hasta que los brazos estén bien estirados. Un ciclo de esto se considera una repetición, y no es raro que los instructores SEAL o líderes de capacitación para flexiones descuenten las que no se han completado apropiadamente. Estas normas están sujetas a cambios según el dirigente de capacitación.

Sesión de entrenamiento SEAL de muestra para principiantes incluyendo flexiones

Un entrenamiento típico SEAL funciona en un circuito de varios ejercicios de peso corporal espalda con espalda. Comienza con una serie de 15 a 20 flexiones. Una vez que las hayas completado, sigue inmediatamente con una serie de 20 a 30 abdominales e inmediatamente a una serie de tres a cinco dominadas. Una vez que hayas completado las dominadas, has inmediatamente de nuevo a otra serie de flexiones. Completa de cuatro a cinco rondas de esto para un entrenamiento fácil, por lo menos tres días a la semana. Puedes aumentar la intensidad de este entrenamiento, aumentando la cantidad de repeticiones por serie en cada ejercicio.

Preparación para el entrenamiento SEAL

La mejor manera de preparar a tu cuerpo para el entrenamiento SEAL y sus flexiones es incorporando entrenamientos de muchas repeticiones y alta intensidad con poco tiempo de descanso en tu propio entrenamiento. Los SEALs a menudo consideran mudarse a otro grupo muscular inmediatamente después de una serie de flexiones, en vez de descansar. Un ejemplo sería realizar una serie de dominadas, de inmediato cambiar a una serie de abdominales, y luego pasar a una serie de flexiones, luego pasar a una serie de patadas de aleteo, y luego regresar a dominadas y repetir el ciclo.

Tipos de entrenamientos físicos para los SEALs

Como muchos entrenamientos de militares de operaciones especiales, los SEALs de la marina ejercitan sus cuerpos principalmente usando sus cuerpos. El énfasis se hace en un entrenamiento práctico en vez de simplemente generar músculo levantando o jalando pesas. Los aspirantes a ser SEALs deben enfocarse primero en generar fuerza corporal práctica usando el peso de su propio cuerpo a través de ejercicios como las flexiones, dominadas, sentadillas, y levantamientos de pierna. Es importante tener como meta lograr un gran número de repeticiones por serie. Después es importante entrenar para mejorar la velocidad, agilidad y resistencia al moverse, incluyendo correr y nadar. Una vez que se ha logrado un nivel básico de aptitud física en éstas dos áreas, puedes considerar combinar estas dos áreas de entrenamiento en un entrenamiento de resistencia cargando un peso, como lo es levantar llantas.

Más galerías de fotos



Escrito por marcus scott | Traducido por luis manuel montoya