Desayunos saludables para adolescentes

Los horarios ocupados, las horas excesivas de sueño, las llegadas tarde y el deseo de adelgazar se encuentran entre algunas de las razones por las que los adolescentes se saltan el desayuno o toman un desayuno poco saludable en el camino. A pesar de esto, los adolescentes pueden aprender los beneficios de comer un desayuno saludable y lo fácil que puede ser tomar decisiones saludables para esta comida, incluso cuando están en de paso o llegando tarde.

Básicos

Desayunar es una forma importante de comenzar el día para la mayoría de la gente, pero es especialmente importante para los adolescentes. La comida por la mañana proporciona energía y nutrición para que los adolescentes comiencen su día, tengan éxito en las clases y mantengan un desarrollo adecuado.

Grupos de alimentos

Un desayuno saludable para los adolescentes debe contener alimentos de por lo menos tres grupos diferentes. Las proteínas y los alimentos ricos en fibra les proporcionan la mayor cantidad de energía, señala el sitio web Center for Young Women’s Health. Los adolescentes deben tratar de comer una porción de proteína y al menos una porción de granos enteros con cada desayuno. Además, se pueden añadir frutas para aumentar el contenido de fibra y a su vez proporcionar más energía.

Beneficios impositivos

Los desayunos saludables tienen muchos beneficios para los adolescentes. Según el sitio web Kid’s Health, los estudiantes que desayunan son más propensos a tener éxito en la escuela y participar en actividades físicas regulares. Además, el Center for Young Women’s Health informa que los estudiantes que comen un desayuno saludable son más propensos a consumir las vitaminas necesarias, minerales y fibra y tienen menos posibilidades de tener sobrepeso.

Consejos

Hay varias maneras de conseguir que los adolescentes coman un desayuno saludable. Trata de darles una bolsita de cereal de grano entero para que piquen mientras van a la escuela o coman cuando lleguen a la escuela. Siempre ten fruta a mano, que es fácil para que los adolescentes lleven sobre la marcha, como las manzanas y las bananas. Si la cena de la noche anterior fue saludable y tuvo proteínas o fibra, permite que los adolescentes coman las sobras para el desayuno, como platos de pasta de granos enteros o carne magra. Compra cereales que contienen granos enteros y sírvelos con leche sin grasa o leche de soya. Para aumentar el valor nutricional, añade bayas o rodajas de plátano al cereal.

Consideraciones

Los padres juegan un papel importante en la enseñanza de la importancia de comer un desayuno saludable en los jóvenes. Es valioso que los padres muestren un modelo a seguir de conductas alimentarias saludables, especialmente durante la primera comida del día. Los padres tienen que tomarse el tiempo para comer un desayuno saludable todos los días, incluso si están apurados. Además, los padres deben involucrar a los jóvenes en los procesos de obtención de alimentos saludables para el desayuno, lo que ayuda a aumentar las posibilidades de que los coman. Pregúntale a los adolescentes lo que quieren para el desayuno o llévalos a la tienda de comestibles para escoger sus propios alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por alia butler | Traducido por sofia loffreda