Desayuno de la dieta Eat-Clean

Lo que propugna la dieta Eat-Clean es una filosofía simple: Evita los alimentos procesados ​​e ingiere alimentos integrales, naturales, lo más cerca a su estado original. La dieta, elaborada por la entusiasta por mantenerse en forma, Tosca Reno, se centra en las proteínas magras, granos enteros, frutas y verduras frescas, frutos secos, semillas sin procesar y lácteos bajos en grasa. Los azúcares agregados, grasas saturadas y trans, harinas refinadas y aditivos no son permitidos. Los alimentos de desayuno típicos, como muchos cereales, productos de panadería y carnes procesadas, como tocino y salchichas, no encajan en el plan de dieta Eat-Clean. Los desayunos de este régimen no tienen por qué ser complicados o tomar un montón de tiempo.

Cereal

La dieta de Eat-Clean no permite algunos cereales listos para el consumo, a fin de elegir los que tienen ingredientes agregados mínimos. Los cereales ricos en fibra, como los que tienen 5 gramos o más de fibra por porción, con leche descremada y bayas, constituye un desayuno limpio. El trigo triturado y cereales de salvado y sin adición de azúcar son ejemplos de cereal limpio. La avena cruda o cocida con agua y servida con leche de vaca o de soja, almendras y pasas de uva es también un desayuno limpio a base de cereales.

Huevos

La dieta Eat-Clean fomenta ingerir huevos para el desayuno un par de veces a la semana. Debido a que estás midiendo la ingesta de calorías y grasas saturadas, mezcla un huevo entero con dos o tres claras de huevo -que no contengan grasas saturadas, sino que son una fuente de proteína de calidad-. Haz una tortilla llena de verduras frescas salteadas, como pimientos, champiñones y espinacas, y entre 1/2 a 1 oz de porción de queso bajo en grasa. Sírvelo con una rodaja de pan tostado grano germinado.

Yogur

El yogur griego simple y sin grasa es alto en proteínas, sin azúcares añadidos. Mezcla 1 taza de yogur con 10 nueces sin sal y 1 taza de piña para un desayuno rápido. Experimenta con otras combinaciones de frutas y frutos secos, como las fresas y nueces y rebanadas de plátano con almendras. También puedes mezclarlo con muesli para una opción abundante.

Panecillos ingleses

Los panecillos ingleses de trigo integral pueden servir como base para muchas opciones de desayuno de la dieta Eat Clean. Tuesta uno y úntalo con 2 cucharadas de mantequilla de maní sin sal y rebanadas de manzana. Como alternativa podrías poner al panecillo mantequilla de almendras y rodajas de pera. Para una opción sabrosa, pon rodajas de tomate y queso mozzarella parcialmente descremado encima de cada mitad de un panecillo inglés de trigo entero. Asa a la parrilla hasta que el queso se derrita y para terminar añade hojas de albahaca fresca.

Productos horneados

Reno ha publicado una serie de libros basados ​​en la dieta Eat-Clean. Muchas de estas recetas incluyen productos horneados para el desayuno que utilizan harinas de grano entero, edulcorantes naturales como la miel, néctar de agave, stevia y suconat y grasas no saturadas. Estas recetas incluyen magdalenas de calabaza y puré de manzana, magdalenas de bayas y plátano, barras de desayuno a base de frutas secas y nueces, así como magdalenas de cocoa, arándano y nueces.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por mario francia