Desarrollo somático de varones adolescentes

El desarrollo somático se refiere a la maduración física, y gran parte de la maduración se produce durante la adolescencia. Como padre de un varón, podría ser intimidante o embarazoso discutir estos temas con tu hijo. Es importante hacerlo, sin embargo, porque quieres que tu hijo tenga una visión saludable a los impulsos sexuales que se desarrollan con la madurez y entender cómo su cuerpo está cambiando. Entender el desarrollo somático hace que sea más fácil de evaluar el desarrollo de tu hijo y hacer frente a cualquier problema que surja.

Cuándo ocurre

Cada adolescente se madura a su propio ritmo, de acuerdo con "Delhi Psychiatry Journal". En general, se inicia alrededor de los 12 años, cuando la curiosidad de un niño por el sexo aumenta y su cuerpo comienza a convertirse en un adulto. A medida que tu niño crece un poco más, al comienzo de la escuela secundaria y más allá, es probable que se interese en el sexo y hable de temas sexuales con sus amigos, aunque es posible que no te des cuenta que esto está sucediendo porque probablemente te lo ocultará. Al mismo tiempo, está experimentando cambios físicos importantes, que no será capaz de omitir.

Los cambios que se producen

Cuando tu hijo llega a la pubertad, su cuerpo va a cambiar. Es probable que esto lo haga más modesto cerca de otras personas, porque sabe que otros niños y niñas lo están notando y juzgan su aspecto. Tu hijo adolescente probablemente tendrá un brote de crecimiento en altura y su voz se profundizará. Empezará a crecer el pelo del cuerpo y probablemente va a sudar mucho más que cuando era más joven. Los cambios hormonales le hará oler cuando suda. Sus genitales se hacen más grandes y probablemente alcanzarán su tamaño adulto en el momento en que haya terminado la escuela secundaria. Los músculos de tu hijo y distribución de la grasa va a cambiar y va a tener la apariencia más como un hombre que un niño. Las hormonas implicadas en estos cambios también aumentan la conciencia sexual de tu hijo y sueños húmedos, la masturbación y el interés en las relaciones sexuales son naturalmente producidas por estos cambios.

Factores en el desarrollo somático

Hay varios factores que juegan un papel en el desarrollo somático de tu hijo, incluyendo hormonas, la genética y el entorno, de acuerdo con Journal of Adolescent Health. Tu tamaño y el del otro padre de tu hijo contribuyen a su altura final. Si los dos están en el extremo más corto del espectro, es probable que el también lo esté. Al mismo tiempo, la genética también afecta a la tasa de desarrollo sexual de tu hijo, según "Journal of Adolescent Health". Si uno de ustedes fue una flor tardía, tu hijo podría estar detrás de sus amigos en términos de desarrollo somático. Los factores nutricionales también influyen en el desarrollo somático.. Si tu hijo lleva una dieta variada y nutritiva sobre todo, lucirá más saludable y alcanzará su pleno potencial de crecimiento. Por otro lado, una dieta pobre podría interferir con su crecimiento óseo y la secreción hormonal.

Sobre que hablar

Ignorar el desarrollo somático de tu hijo no es una buena idea por varias razones. Él tiene que entender lo que está sucediendo a su cuerpo y que no le van a juzgar. Dile qué esperar y cómo lidiar con él. Por ejemplo, menciónale que le está creciendo el pelo del cuerpo y que es normal. Ten una discusión acerca de la conducta sexual apropiada a su edad y lo que podría ocurrir si toma las decisiones equivocadas. Esto incluye las enfermedades de transmisión sexual, embarazo adolescente e incluso el desarrollo de una mala reputación. Kids Health sugiere comenzar temprano porque no sabes lo que está escuchando en los medios de comunicación y amigos, que podría no ser correcto de acuerdo con la moral y los valores de tu familia.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por gabriela nungaray