Desarrollo de los sentidos en niños pequeños

En esos días en que le has dicho a tu hija que deje de jugar con la planta en tu maceta mil veces, puede ser difícil de recordar que todavía está desarrollando sus sentidos. Eso podría explicar por qué le gusta la sensación de la tierra entre los dedos y a veces, en su boca. Los bebés y los niños pequeños experimentan nuevas sensaciones a diario y, a veces cada hora. Recordar que todos estos descubrimientos están trabajando para hacer de ella quien es, puede ser un consuelo cuando te la pasas limpiando el desorden por tercera vez en la misma hora.

Visión


En el momento en que tu niño tenga 2 años de edad, su vista se ha desarrollado hasta el punto de que se da cuenta de más detalles que nunca antes.

En el momento en que tu niño tenga 2 años de edad, su vista se ha desarrollado hasta el punto de que se da cuenta de más detalles que nunca antes. Su percepción de la profundidad está bien desarrollada a esta edad por lo que te darás cuenta de que es mejor para subir y bajar de las sillas y subir y bajar escaleras. Estimula aún más el desarrollo de detalle, proporcionándole a tu niño un montón de libros ilustrados, juguetes de colores brillantes, y las excursiones al parque o tiempo de recreo en el patio trasero. Señala los colores, tamaños y formas de las cosas que ve, y tomate el tiempo para que juegue con otros niños y así pueda mirar a los niños de su edad.

Audición


No importa cuando tu hijo comienza a hablar, su sentido del oído está ya bien desarrollado.

No importa cuando tu hijo comienza a hablar, su sentido del oído está ya bien desarrollado. Los niños pequeños saben los nombres de los miembros de la familia, incluso si no pueden decirlos, ellos pueden entender órdenes sencillas, ya la edad de 18 meses puede señalar partes del cuerpo cuando se les pregunta. La Academia Americana de Pediatría (The American Academia of Pediatrics) apunta que los niños utilizan muchas formas no verbales de la comunicación, pero que gozan de todos los sonidos que escuchan, como la risa, las canciones de los niños, la música y los sonidos de tu voz. Así que cuando tu hijo comienza a hacer algo que no quieres que haga y le dices "no", no sólo te oyen, pero probablemente sabe lo que quieres decir.

Gusto


Los bebés nacen con sus cinco sentidos, pero el sentido del gusto no madura completamente hasta más tarde.

Los bebés nacen con sus cinco sentidos, pero el sentido del gusto no madura completamente hasta más tarde. Según Kidshealth.org (la salud de los niños), es posible que notes que tu niño solo le gusta pocos alimentos, y eso es normal. Los niños son por naturaleza exigentes y pueden ser resistentes al cambio, sobre todo en los alimentos. Esto es en parte una cuestión de sentido y en parte una cuestión de comportamiento. Para ayudar a un comedor exigente, deja que pruebe pequeños bocados de nuevos alimentos de tu plato a la hora de comer, mientras que ella este comiendo algo que le gusta y con lo que este familiarizada. Nunca le sirvas a un niño algo en la comida a la hora de los alimentos que nunca ha intentado antes y esperes a que se lo coma. Lo más probable es que todavía estará en el plato al final de la cena o en el suelo.

Olfato


El sentido del olfato de tu niño ha estado desarrollado casi desde su nacimiento. Según la Asociación Americana de Pediatría (American Association of Pediatrics), en el momento en que nace un bebé conoce el olor de su madre y puede distinguirla del olor de papá o de cualquier otra persona.

El sentido del olfato de tu niño ha estado desarrollado casi desde su nacimiento. Según la Asociación Americana de Pediatría (American Association of Pediatrics), en el momento en que nace un bebé conoce el olor de su madre y puede distinguirla del olor de papá o de cualquier otra persona. Los bebés usan su sentido del olfato para distinguir entre lo que es seguro y bueno, pero a medida que crecen los niños pequeños y sus otros sentidos se vuelven más conscientes, el sentido del olfato se vuelve menos acerca de la seguridad y más acerca de algo que probablemente tenga buen sabor. No te sorprenda si la primera cosa que tu niño hace antes de probar cualquier alimento es olerlo. Esto le permite saber de inmediato si la materia verde en el plato es algo para gustar o algo para evitar.

Tacto


A los niños pequeños les encanta ser abrazados, besados y mimados, pero a veces hay que atraparlos para poder hacerlo.

A los niños pequeños les encanta ser abrazados, besados y mimados, pero a veces hay que atraparlos para poder hacerlo. Kids Health (la salud de los niños) sugiere aprovechar los momentos en que ella se está quieta, como antes de acostarse, durante la siesta, o en cualquier momento que parezca cansada o con sueño, para mimar, mecer o robarle en un abrazo. Ser tocado es una parte importante del desarrollo del niño. Les hace sentirse queridos y seguros en su entorno a medida que adquieren nuevos retos cada día

Más galerías de fotos



Escrito por patti richards | Traducido por adrian tobon