El desarrollo de los niños y los colores

Será otro momento de orgullo para ti cuando tu niño pueda nombrar los colores correctamente, especialmente cuando lo haga en frente de un público. Pero también él se debería sentir orgulloso cuando diga "globo rojo" porque ha llegado al capítulo final de un proceso complejo en el que ha estado trabajando desde que tenía 18 meses.

Ordenando los colores

Tu niño va a poder reconocer los diferentes grupos de colores antes de que aprenda sus nombres. Elizabeth Gutierrez, una educadora de los primeros años en la Michigan State University Extension, dice que el proceso de aprendizaje empieza a los 18 meses, aunque no "sepa" los nombres de los colores hasta que tenga 3 años o más. A medida que tu niño le ponga atención a los diferentes colores, podrá agrupar autos, medias u otros objetos, aunque no pueda tomar el "ladrillo rojo" que le pides.

Señalando los colores

Antes de que tu niño pueda aprender correctamente a nombrar los colores, empezará a señalarlos. Se equivocará al principio, pero gradualmente notarás que lo hace bien cuando le preguntas "¿cuál es la pintura amarilla?". Los expertos educacionales dicen que puedes ayudar en este proceso señalando constantemente los objetos de colores en la vida diaria.

Aprendiendo los nombres de los colores

La parte final de este proceso de aprendizaje es poder decir el nombre de los colores. Es común que los niños mezclen los nombres al principio y puede ser útil que aprenda uno por vez, por ejemplo teniendo un "día rojo". Los expertos de Nottingham Toddler Lab dicen que los chicos generalmente pueden decir el nombre del rojo, naranja, amarillo, verde, azul, violeta, rosa, negro y blanco, alrededor de los tres años, pero les toma más tiempo aprender los colores que son similares, como el marrón y el gris.

Actividades con los colores

No muchos niños se sienten felices sentándose a una mesa para aprender durante un cierto período de tiempo, pero la belleza de los colores es que se los puedes enseñar por medio de toda clase de actividades. Trata de desafiar a tu niño para que haga una torre usando los cubos azules o ayúdalo a encontrar las medias rojas en el canasto de la ropa. Instiga a una búsqueda de colores en el almacén, señalando todas las cosas que sean verdes. Una vez que haya aprendido todos los colores, puede disfrutar de actividades que le permitan mezclarlos, como jugar con pinturas o plastilina.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa walker | Traducido por adriana de marco