El desarrollo emocional de un niño con una madre adolescente

En Estados Unidos, 3 de cada 10 adolescentes quedan embarazadas a la edad de 20, una de las tasas más altas entre los países plenamente industrializados, según la Campaña Nacional para Prevenir el Embarazo en Adolescentes. Muchos de estos embarazos no son planificados. Las desventajas sociales y financieras de embarazo en la adolescencia tanto en las mamás y los bebés están bien documentados. Pero ¿qué pasa con el desarrollo emocional de los niños criados por madres adolescentes? Los expertos creen que los bebés nacidos de madres adolescentes tienen un mayor riesgo de problemas a largo plazo.

Desafíos emocionales

El estudio realizado en 2005 por la Campaña Nacional para Prevenir el Embarazo en Adolescentes examinó cómo les va a los niños nacidos de madres adolescentes en comparación con los niños nacidos de madres de mayor edad. Los autores observaron que las madres adolescentes tienen más probabilidades de abandonar la escuela, permanecer solteras, vivir en la pobreza y depender de la ayuda del gobierno. Si la vida es difícil para las madres adolescentes, sus hijos también se enfrentan a consecuencias adversas. Cuando se trata de la conducta y el bienestar emocional, el estudio encontró que los hijos de madres de 17 años de edad y más jóvenes eran más propensos a ser impulsivos o hiperactivos y sufrir de ansiedad, soledad, baja autoestima y tristeza.

Perdiendo el control

Los autores del estudio National Campaign usaron datos nacionales sobre los estudiantes de jardín de infantes de la década de 1990 para explorar cómo la edad en que una mujer tiene un hijo afecta los resultados de su hijo. También tomaron en cuenta características como la raza/etnia, peso de nacimiento, estado civil, nivel socioeconómico y lenguaje. Ellos encontraron que los hijos de madres adolescentes eran más propensos a discutir, pelear y enojarse. También señaló que estos niños tenían más dificultades para ejercer el autocontrol y la demostración de las habilidades interpersonales positivas que los hijos de madres mayores de 20 años. Después de controlar otras características de la madre y el niño, sin embargo, el estudio encontró que los niños de madres 17 años o menos sólo demostraron habilidades interpersonales más bajas que los niños nacidos de madres de 25-29 años.

Enfermedad mental

Según la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente, los niños nacidos de madres adolescentes tienen mayor riesgo de tener dificultades a largo plazo y enfermedades mentales. La academia señala que los bebés que nacen de adolescentes también tienen un mayor riesgo de sufrir abandono y abuso parental. Esto podría deberse a que algunas madres jóvenes tienen menos conocimientos sobre los requisitos de maternidad y pueden verse frustradas por las altas exigencias relacionadas con el cuidado de un niño pequeño.

Consecuencias emocionales

Las consecuencias sociales y emocionales de la maternidad adolescente pueden afectar a los niños hasta la edad adulta. El Proyecto de mejora de Cuidado Infantil de Calidad para Padres Adolescentes de la Universidad Estatal de Florida señaló que los hijos de madres adolescentes tienen más probabilidades de abandonar la escuela secundaria en comparación con los niños nacidos de madres mayores de 20 años de edad. Sólo el 77% de los niños nacidos de madres adolescentes han completado la escuela secundaria en edad adulta en comparación con el 89 por ciento de los niños nacidos de madres de mayor edad.

Más galerías de fotos



Escrito por joann macdonald | Traducido por daniela laura arjones