El desarrollo emocional de un bebé de seis meses

En sólo seis meses, un bebé ha cambiado de ser completamente dependiente a curioso, amigable y a estar listo para descubrir el mundo. Su desarrollo emocional comienza a formarse no sólo en necesidades físicas, sino en necesidades mentales hacia sus padres. Los bebés comienzan a comprender cuánto aman estar con sus padres. Un bebé de seis meses comienza a ver el mundo desde un ángulo diferente, un mundo que le fascina de muchas maneras.

Socialización


En esta etapa de sonreír, es un gran momento para presentarle al bebé muchos tipos de personas y animales.

Los bebés en esta época aman ver y tocar a gente nueva. A los seis meses es una gran edad para socializar en el parque, en el supermercado y alrededor de otros bebés porque son muy amigables y no desarrollarán ansiedad por separación por algunos meses más. Los bebés de seis meses pueden sonreír y reír e incluso algunos pueden carcajearse para demostrar su amor por la atención.

Lenguaje


Los bebés aman imitar a mamá y papá, así que asegúrate de premiar su respuesta.

Los bebés comienzan a "inventar sonidos para felicidad y otras emociones" dice Riley Children's Hospital. Ver sus expresiones faciales y escuchar sus pequeños gruñidos proporciona entretenimiento a los padres y la familia. Los padres deben continuamente incluir al bebé en conversaciones, esperando por un pequeño gruñido o respuesta y repitiendo palabras comunes como "pañal" o "perrito". Los bebés también aman imitar y lo harán infinitamente con cualquiera que quiera participar. Leer y cantar canciones en esta etapa también le ayuda a los niños al desarrollo del lenguaje.

Resolver problemas


Esconde un juguete debajo de la sábana y actúa sorprendido cuando tu bebé lo encuentre.

A los seis meses, los bebés comienzan a demostrar habilidades rudimentarias para resolver problemas y les encanta jugar juegos como "on ta bebé", para demostrar su talento para encontrar a mamá debajo de la sábana. Otra actividad para desarrollar habilidades es esconder pequeños objetos debajo de una toalla o tazón y dejar que tu bebé lo encuentre. Se reirá con deleite cada vez que recuerde que la pelota está debajo del tazón.

Temores


Enseñarle a tu bebé la emoción de jugar en el agua ayuda a disminuir sus temores.

A esta edad, algunos bebés desarrollan temores de cosas de uso diario como la espiradora o las tinas. Si un bebé grita de repente durante su baño, en lugar de reforzarlo, los padres pueden usar temporalmente esponjas de baño mientras trabajan en volver a introducirlo a la tina. La autora de "What to Expect the First Year", Arlene Eisenberg, le recuerda a los padres que los bebés todavía son muy jóvenes para ser consentidos, ya que no pueden comprender la idea mentalmente, así que darle tiempo para disfrutar su hora de baño es perfectamente normal.

Asociar el sueño

A los seis meses, muchos padres investigan acerca de métodos para dormir para ayudar a su bebé a dormir toda la noche o para moverlos a su propia cuna y cuarto. Muchos bebés han desarrollado el asociar quedarse dormido con abrazos cálidos en el pecho de la madre. Este es una buena edad para desechar esas asociaciones para que pueda comenzar con hábitos saludables para dormir. Enfócate en acostarlo con el estómago lleno, pero despierto para que disfrute de la cuna en lugar de temerle.

Más galerías de fotos



Escrito por annie tumlin | Traducido por monica del valle