Desarrollo de dientes naturalmente rectos en niños

Los dientes rectos no sólo son atractivos, también son más fáciles de limpiar. Aunque algunos niños desarrollan naturalmente dientes rectos, otros niños necesitan trabajos de ortodoncia para conseguir una sonrisa perfecta. Sin embargo, puedes ayudar a tu hijo a desarrollar dientes sanos y hermosos, fomentando una buena higiene dental, desalentando la succión del pulgar y llevándolos a un ortodoncista.

Prevención de la caries dental

Mantener los dientes de leche sanos ayuda a tu hijo a crear suficiente espacio en la mandíbula para que los dientes adultos crezcan correctamente. Los dientes de leche también ayudan a tu hijo a comer y hablar. Mantén los dientes de tu hijo sanos enseñándole a beber de una botella entre los 12 y 14 meses, desalentando el uso del chupete, cepillando los dientes con una pequeña cantidad de pasta de dientes, usando hilo dental luego de que todos sus dientes de leche hayan salido y dándole agua, no jugo o soda, entre las comidas.

Succión del pulgar

La succión del pulgar es un reflejo natural que ayuda a calmar a los niños, pero también puede dañar la alineación de sus dientes y el paladar de sus bocas. Aquellos que succionan sus pulgares vigorosamente, son especialmente propensos a experimentar problemas, según el sitio web Healthy Mouth de la American Dental Association, en comparación con los niños que simplemente descansan el pulgar en la boca. Generalmente, los niños dejan de chuparse el dedo entre los 2 y 4 años de edad, pero si tu hijo persiste, intenta elogiarlo cuando no chupa el pulgar, corregir lo que sea que lo hace sentir ansioso, o vendar el dedo.

Consideraciones

Incluso con hábitos saludables, algunos niños tienen naturalmente los dientes torcidos. Sin embargo, puede ser difícil para los padres darse cuenta si los dientes de un niño serán rectos a medida que crecen. Por ejemplo, los dientes permanentes frontales a veces angulan hacia el exterior, pero se enderezan a medida que los otros dientes permanentes van creciendo, de acuerdo con el Norris Cotton Cancer Center. En otros casos, los niños pueden tener un problema con sus dientes o la mandíbula que sólo un ortodoncista puede ver, según la Asociación Americana de Ortodoncistas.

Ver a un ortodoncista

Un ortodoncista puede determinar si los dientes de tus hijos están creciendo en forma recta y si tiene algún problema con su mordida y la mandíbula. La Asociación Americana de Ortodoncia recomienda que los niños vean a un ortodoncista en el momento de cumplir los 7 años de edad, aunque sus dientes parezcan estar bien. El tratamiento temprano puede evitar problemas graves y, a veces hace que el tratamiento posterior de ortodoncia sea más fácil. Programa una cita con un ortodoncista si notas que tu hijo rechina o aprieta los dientes, respira por la boca, le cuesta trabajo masticar o morder, o muerde la mejilla o el paladar.

Más galerías de fotos



Escrito por rebekah richards | Traducido por florencia melloni