Desarrollo del paladar en los niños

El paladar de tu bebé, o el sentido del gusto, es algo que se aprende sobre todo a través de la exposición a los alimentos. Aunque la dieta de tu bebé es restringida durante todo el primer año de vida, puedes tomar ventaja de cada oportunidad de ampliar su paladar para que se familiarice con los alimentos que se le permite comer en las distintas etapas y aprenda cómo incorporar mejor los nuevos sabores a su dieta.

La formación del gusto

Tu bebé nace con una preferencia natural por los alimentos dulces, lo que le ayuda a tomar la leche materna si lo estás amamantando. Durante los primeros 4 a 6 meses, sólo necesita leche materna o la fórmula infantil en su dieta. Después de eso, está listo para añadir cereal fortificado a su ingesta diaria, pronto seguido por alimentos en puré y luego bocadillos. Darle nuevas texturas y sabores cuando esté listo es una excelente oportunidad para ampliar su paladar y enseñarle hábitos saludables. Según AskDrSears.com, apoyarte en los alimentos envasados ​​o enlatados puede causar que tu bebé siempre quiera comer alimentos procesados. En cambio, dale una amplia variedad de frutas y verduras que sean caseras, sin azúcar y sin sal para que gane el aprecio por los sabores frescos y naturales.

Recomendaciones

Si tu bebé no se atreve a probar nuevos alimentos, considera mezclar el alimento nuevo con algo que sepas que le gusta para ayudar a que se acostumbre a los nuevos sabores. KidsHealth.org recomienda ofrecerle un alimento nuevo a la vez para que puedas vigilar a tu bebé por una reacción alérgica en los primeros días. Además, para ampliar el paladar de tu bebé incluir una variedad de alimentos y sabores sanos, es importante darle el ejemplo con tu propia dieta y dejar que el bebé observe que comes las mismas cosas que esperas que pruebe.

Obstáculos

Tu bebé ya ha nacido con todo lo que necesita para desarrollar su paladar, incluyendo sus papilas gustativas. Sólo tiene que esperar que su sistema digestivo madure para poder probar nuevos alimentos. Sin embargo, algunos impedimentos físicos pueden evitar que se alimente correctamente. Por ejemplo, la apertura en el paladar no puede unirse adecuadamente durante el embarazo, lo que resulta en un paladar hendido. Si una deformidad física está presente, podría cambiar la línea de tiempo de cuando serás capaz de expandir sus gustos, y es posible que necesite cirugía o cuidado especial para solucionar el problema. Mantente comunicada con tu médico para asegurarte de que tu bebé es capaz de probar nuevos alimentos y ampliar su paladar tan pronto como pueda.

Consideraciones

Si bien te centras en la expansión de paladar de tu bebé, es importante que te asegures de que le ofrece sólo alimentos seguros. Para evitar la asfixia, asegúrate de que los bocadillos estén cortados en trozos pequeños y evita los alimentos resbalosos y otros peligros de asfixia como las uvas enteras, nueces y palomitas de maíz. Recuerda que hasta que tu bebé cumpla 1 año de edad, su cuerpo no está preparado para manejar la leche de vaca o la miel.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por barbara obregon