Desarrollo del arco del pie en los niños

Los cambios drásticos se producen durante los primeros años de la vida de un niño y puede ser difícil mantenerte al día con los acontecimientos importantes del desarrollo a medida que tu hijo crece. Al igual que el resto de su cuerpo, los pies de tu hijo van a cambiar con el tiempo. Aunque sus arcos pueden no ser evidentes o visibles cuando son jóvenes, por lo general el arco aparecerá por sí sólo sin ninguna ayuda especial.

Pies jóvenes

Los bebés y los niños pequeños tienen huesos y las articulaciones flexibles a largo de su cuerpo, incluyendo los pies, según la American Academy of Pediatrics. Cuando un niño apoya su peso sobre sus pies, los huesos y las articulaciones tienden a extenderse bajo la presión. Esto da la apariencia de pie plano, típica en los niños pequeños. También hay una almohadilla de grasa que se ​​encuentra en la parte interior del pie de un niño pequeño que oculta el arco y da la apariencia de un pie plano. Sin embargo, si tu hijo se coloca de puntas sobre los dedos de los pies, se puede ver el arco.

Apariencia de los arcos

A medida que el niño crece, su cuerpo comienza a cambiar. A medida que el niño se acerca a los 5 o 6 años de edad, los huesos comienzan a solidificarse. Empezarás a notar que los huesos y las articulaciones no dan tanto y su arco será más evidente. Aunque hay mucha especulación sobre si ciertos tipos de calzados ayudan al desarrollo de los arcos, un estudio publicado en la edición de abril de 1989 de "Ankle Foot" concluye que los arcos aparecen independientemente de los calzados que los niños usen, siempre y cuando tengan el tamaño adecuado.

Pies planos

El Dr. Steven P. Shelov señala en su libro, "Your Baby’s First Year", que sólo uno o dos de cada 10 niños en realidad llegan a tener los pies planos en la edad adulta. Hay varios tipos de problemas de los pies que pueden causar condiciones irregulares del pie, como opresión en el tendón de Aquiles, arcos rígidos o pies planos.

Problemas del pie y preocupaciones relativas

Si tienes alguna preocupación de que tu hijo tiene problemas de pies anormales, debes consultar a su pediatra o a un podólogo que tenga experiencia con los pies de los niños. La AAP recomienda que el uso de plantillas o buscar un tratamiento para los pies planos a menos que haya sido indicado expresamente por un profesional. El tratamiento innecesario o inadecuado puede ser muy doloroso para un niño.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por gabriela nungaray