Desarrollo cognitivo en la pubertad tardía en hombres

El comienzo de la pubertad marca el inicio de desarrollos cognitivos para los niños y las niñas. Si bien la adolescencia temprana está relacionada con el desarrollo del pensamiento lógico y operativo y la toma de decisiones, la adolescencia tardía está reservada para las habilidades de pensamiento más críticas y complejas que ayudan a los adolescentes a avanzar hacia la adultez. A pesar de que se pueden observar algunas diferencias entre los sexos respecto del desarrollo cognitivo en los primeros años, en la pubertad tardía la mayoría de las diferencias de desarrollo entre los niños y las niñas habrán desaparecido.

Niños y niñas

Las diferencias de sexo en el desarrollo cognitivo se pueden observar en niños y adolescentes: las niñas suelen ser mejores que los niños en cuanto a las tareas verbales y táctiles, mientras que los niños suelen ser mejores que las niñas en cuanto a las tareas espaciales y secuenciales, de acuerdo al libro "Cognitive Psychology" (psicología cognitiva) de Kathleen M. Galotti. La creencia de que las diferencias cognitivas entre los niños y las niñas son el resultad de las diferencias sexuales biológicas sigue siendo un tema controversial. Incluso en los estudios en que se observaron las diferencias medibles de rendimiento entre los niños y las niñas, el sexo sólo representó un pequeño porcentaje de las diferencias, mientras que otros factores, como la edad y el estado socioeconómico, fueron indicadores más importantes. Además, hacia finales de la pubertad, las diferencias cognitivas entre niños y niñas serán menos marcadas.

Habilidades lógicas

La habilidad de pensar de modo analítico, desarrollar conclusiones lógicas y hacer inferencias respecto de significados y patrones, son habilidades bien desarrolladas en los niños hacia fines de la adolescencia. Sin embargo, durante la adolescencia tardía, los niños desarrollan confianza respecto de determinadas habilidades, mientras que las niñas desarrollan su confianza respecto de otras. Tradicionalmente, se espera que los niños sean mejores que las niñas en matemáticas o ciencias. A pesar de que los estudios indican que esta brecha se está estrechando, un estudio de 1999 titulado "Linking Gender to Educational, Occupational, and Recreational Choice", publicado en el "International Journal of Behavioral Development", determinó que los niños siguen sintiéndose más confiados respecto de sus habilidades en esas áreas, en contraposición a la lectura, escritura y sociabilidad. Los investigadores acquelynne Eccles, Bonnie Barber y Debra Jozefowicz explican que estos sentimientos de confianza pueden contribuir al mayor rendimiento por parte de los hombres respecto de las áreas de pensamiento lógicas, como matemática, y al menor rendimiento en otras áreas, como inglés.

Toma de decisiones

Durante la adolescencia tardía, los hombres y las mujeres desarrollan sus habilidades de toma de decisiones a través de un proceso complejo de evaluación de riesgos y beneficios. Sin embargo, un meta-análisis de 1999 revela que los hombres en la etapa de la adolescencia tardía suelen correr mayores riesgos, así como también incurrir en comportamientos más riesgosos, que las mujeres. El estudio, "Gender Differences in Risk Taking" (diferencias de sexo al correr riesgos), publicado en "Psychological Bulletin" (boletín de psicología), también determinó que algunos tipos de comportamientos conllevan a mayores diferencias entre sexos que otros. Por ejemplo, los adolescentes hombres eran más propensos a correr riesgos físicos que las mujeres, pero tanto los niños como las niñas eran igual de propensos a probar fumar. A pesar de que estas habilidades de toma de decisiones presentan diferencias de sexo significativas durante la adolescencia media y tardía, la brecha se estrecha al avanzar en edad.

Desarrollo de la moral

Los hombres y mujeres jóvenes desarrollan sus habilidades de razonamiento moral durante la adolescencia tardía. La psicóloga y escritora Carol Gilligan desarrolló una teoría del razonamiento moral por sexo durante sus años como profesora e investigadora de Harvard University. Su conocida teoría sostiene que el sentido del razonamiento moral de las niñas está relacionado con el cuidado, mientras que el de los niños está relacionado con la justicia. Sin embargo, los críticos de su investigación descubrieron que las diferencias estaban más relacionadas con la edad que con el sexo, ya que los mayores prefieren la moral basada en la justicia que en el cuidado. El estudio del 2006 de Peter Lifton, "Individual Differences in Moral Development" (diferencias individuales en el desarrollo moral), publicado en el "Journal of Personality" (publicación de la personalidad), no encontró diferencias significativas en los patrones de razonamiento moral de los hombres y mujeres en adolescencia tardía. Asimismo, determinó que ambos sexos toman decisiones morales en base al cuidado o a la justicia, con igual frecuencia.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah wahlig | Traducido por florencia prieto