El desarrollo de los bebés y la risa

Hay pocas cosas que divierten tanto a los padres como hacer reír a sus bebés. Incluso, los padres de recién nacidos pueden escuchar risas cuando no las hay. Sin embargo, a la edad de cuatro o cinco meses, los bebés se divierten gritando y se riendo en voz alta al descubrir sus nuevas habilidades de comunicación.

Primeras risas

A la edad de cuatro o cinco meses, los bebés comienzan a buscar nuevas maneras de comunicarse y una de las más gratificantes para el niño y los padres es la risa. Los bebés pueden sorprenderse la primera vez que se rían porque no están seguros de qué es ese nuevo sonido. Los padres que responden riendo también hacen que el bebé se tranquilice y aprenda que reír es un placer que se puede compartir.

Hacer que el bebé ría

A los bebés les encanta interactuar con las personas que los cuidan, y cualquier alboroto apropiado a su edad los hará sonreír y reír. Hacerle cosquillas, involucrándolo en juegos de manos o aplaudir con sus pies los hará los reír. Además, los bebés aprenden a hacer mímica y suelen hacer las expresiones de sus padres, por lo que ver tu cara sonriente puede ser suficiente para que ellos se rían.

Humor de bebés

A pesar que falten muchos años para que tu pequeño se pueda reír con un chiste de toc-toc, a los bebés las parecen muy divertidas las cosas simples. A los cuatro o cinco meses de edad, tu bebé comienza a disfrutar los sonidos chistosos, las nuevas experiencias táctiles e incluso a responder con risas. Intenta hacerle cosquillas, soplarle en la panza o chasquear los labios. Comienza a enseñarle sonidos de animales y míralo reír cuando haces mu, miau, guau o haces una trompeta de elefante. Presiona sus mejillas y enséñale a hacer "cara de pez". Tu imaginación y disposición para hacer cosas chistosas harán que tu pequeño se ría.

Bebés más grandes

Los bebés de entre ocho y 10 meses de edad comienzan a comprender la permanencia de los objetos. Esto significa que saben que cuando algo o alguien se va, sigue existiendo. Esta es la edad perfecta para hacer juegos de ¿dónde está el bebé?. De acuerdo con Parents.com, tu bebé sigue aprendiendo sobre la permanencia de los objetos y el acto de esconder tu cara o un juguete crea un sentimiento de tensión y entusiasmo en el bebé. Además, cuando aparezcas de nuevo o le enseñes el juguete otra vez, el pequeño responderá con sonrisas y risa. También puedes simplemente jugar a esconderte, ya sea detrás de una silla o bajo una mesa y dejar que el pequeño se divierta "buscándote".

El segundo año

Una vez que tu bebé comienza a moverse, habrá más cosas que lo hagan reír. Jugar a perseguirlo, esconderse o saltar lo hará reír seguramente. Además, a los niños de esta edad les encanta bailar, en especial si sus padres o hermanos bailan con ellos. Incluso jugar en una pila de hojas secas puede ser divertido para ambos. Otra actividad que les encanta hacer a esta edad es lanzar juguetes una y otra vez. A esta edad, los niños apenas comienzan a entender sus límites, por lo que algunos comportamientos incorrectos pueden parecerles divertidos. Esta es la etapa en la que dices "No", pero tu pequeño lo hace de todas maneras. Incluso suelen tomar los objetos perdidos y quieren jugar contigo a ¿dónde está el bebé? y se ríen. Debes saber que si respondes riéndote, estás reforzando el comportamiento negativo. En este periodo, tu hijo será capaz de hacer caras y sonidos divertidos para que te rías de él. Estas es una fantástica manera de ayudarlo a desarrollar un sentido de autonomía e involucrarlo en el comportamiento divertido.

Más galerías de fotos



Escrito por susan landis-steward | Traducido por yarzeth ayala