Cómo desarrollar músculo

El crecimiento de músculo no puede ocurrir sin primero ejercitar las fibras musculares, el componente principal del tejido muscular. La hipertrofia es el término utilizado para describir un aumento en la masa muscular, que ocurre cuando el cuerpo repara las fibras musculares. El levantamiento de pesas, el entrenamiento de resistencia y las carreras de larga distancia se encuentran entre los factores de estrés que inician el ciclo del ejercicio y la musculación. Construir o reparar el tejido muscular implica la interacción entre las células, las proteínas, el sistema inmunológico, factores de crecimiento, hormonas, nutrición, descanso y el sueño. De acuerdo con la Universidad de California, San Diego, la hipertrofia no es un proceso inmediato, sino que puede tomar hasta dos meses iniciar.

Identifica tu objetivo

Define tu objetivo. El culturismo implica el desarrollo muscular en zonas específicas del cuerpo. El powerlifting involucra el desarrollo de tamaño muscular y la fuerza. Si tu objetivo es hacer deporte, es necesario desarrollar diferentes niveles de resistencia muscular, así como la fuerza, dependiendo del deporte de tu elección.

Consejo profesional

Construye el músculo más rápido, buscando el consejo y la guía de un entrenador profesional para elegir rutinas de entrenamiento orientadas específicamente hacia el logro de tus metas. Elige un programa de entrenamiento y realiza tus rutinas con persistencia, paciencia y dedicación. Trabajar con un entrenador profesional no sólo evita perder tiempo con rutinas improductivas, sino que también reduce lesiones musculares de la posible ejecución incorrecta de una rutina.

Ejercitar fibras musculares

Realiza tus rutinas seleccionadas para ejercitar las fibras musculares y activar la secreción de citoquinas. Las citoquinas son proteínas que funcionan con el sistema inmunológico para reparar el tejido dañado. Las citoquinas activan las células satélite que se encuentran en la superficie exterior de cada fibra muscular. Las células satélite se multiplican, viajan al lugar donde es necesaria una reparación, y aumentan la masa muscular uniendo las fibras musculares, de acuerdo con la Universidad de California, en San Diego.

Descanso para evitar lesiones musculares

Evita lesiones musculares descansando entre entrenamientos, para dar tiempo a tus músculos para recuperarse y repararse. La cantidad de descanso necesario se puede determinar en base a la intensidad del entrenamiento. Trabajar cada grupo muscular dos veces a la semana por lo general permite descansar lo suficiente entre entrenamientos para que el cuerpo aumente la masa muscular.

Nutrición

Come después de entrenar para reponer energía y líquidos agotados por el ejercicio. Hacer ejercicio quema calorías y utiliza nutrientes necesarios para reparar los tejidos. Dos nutrientes vitales que deben ser repuestos son los hidratos de carbono, que proporcionan energía para las contracciones musculares, y las proteínas, necesarias para reparar y reconstruir el tejido muscular.

Más galerías de fotos



Escrito por sara tomm | Traducido por daniel gómez villegas