Cómo desarrollar forma en tu pecho

Los senos son una de las áreas más comunes en iniciar la flacidez cuando vas envejeciendo. Sin embargo, otros factores pueden causar que caigan también, como el embarazo, amamantar, y perder mucho peso rápidamente. Aunque los senos en sí mismos están hechos de tejido graso y glándulas, puedes tonificar los músculos subyacentes para dar a tus senos una forma levantada y alegre.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Sostén de apoyo.

Instrucciones

  1. Usa un sostén de soporte todo el tiempo, pero especialmente cuando hagas ejercicio. Un sostén de soporte es una prenda que te ajusta correctamente y soporta todo el tejido de tu pecho. Esto levantará tus senos y no permitirá que se caigan. Ve a una tienda de lencería para conseguir un sujetador que te ajuste correctamente para el mayor soporte posible.

  2. Pierde peso para dar a tus senos una forma más definida. Si tienes sobrepeso, tus senos pueden caerse debido a que contienen mucha grasa y se inclinan hacia abajo de tu cuerpo. Reduce tu ingesta calórica diaria por 500 para que sea más fácil bajar de peso cuando te ejercitas. De acuerdo a FamilyDoctor.org, perderás entre 1 a 2 libras por semana, lo que es un ritmo saludable para perder grasa y evitar que la piel de tus senos se suelte.

  3. Toma por lo menos ocho vasos de agua al día. Esto equivale a 64 onzas. Esto va a evitar la deshidratación y mantendrá la piel flexible y regordeta, lo que mantiene a tus senos en una forma alegre. La piel seca se ve arrugada y tiende a caerse mas.

  4. Construye la fuerza en tus músculos pectorales, los músculos que se encuentran debajo de tus senos. Haz ejercicios como push ups, press inclinado, moscas de pecho (chest flyes) y peso muerto para aumentar los músculos del pecho. Esto puede ayudar a llenar los senos caídos y mejorar su forma. Para empezar, haz entrenamientos de fuerza por lo menos dos veces a la semana, realizando por lo menos dos series de 10 repeticiones de cada ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda barron | Traducido por esther guerrero