Como desarrollar buenas habilidades motrices en los niños

Los niños que son de 12 meses a 30 meses de edad son considerados pequeños niños. La etapa del niño se refiere al momento entre la infancia y la edad preescolar cuando los niños caminan, aprenden a ser independientes y dominan las importantes habilidades motrices gruesas y finas que necesitarán para moverse y participar en su entorno. La motricidad fina se desarrolla naturalmente a través del juego apropiado para el desarrollo, por lo que los niños necesitan mucho tiempo para explorar y experimentar con juguetes apropiados para su edad, manuales y materiales de arte.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cestas de juguetes en una variedad de tamaños y de colores
  • Juguetes para apilar, clasificar y con agujeros
  • Plastilina no tóxica
  • Lápices de colores no tóxicos
  • Papel de arte
  • Disfraces
  • Libros blandos
  • Juguetes de transporte

Instrucciones

  1. Proporciona contenedores de juguetes en una variedad de tamaños y colores para que los niños vacíen y vuelvan a llenarlos. Tu niño progresará en recoger objetos y colocarlos en el contenedor, pero incluso el proceso inicial de vaciar los juguetes ayuda a desarrollar los músculos de motricidad fina de la muñeca, las manos y los dedos.

  2. Dale a tu niño bocadillos apropiados para su edad que pueda comer él mismo. Recoger pequeños pedazos de cereales o guisantes pequeños da a los niños la práctica de manipular objetos pequeños con los dedos. Para promover el desarrollo de la motricidad fina, deja que tu niño practique comer solo con una cuchara y beber con una pajita, informa la National Network for Child Care (Red Nacional de Cuidado Infantil). Estos movimientos ayudarán a tu niño a desarrollar la coordinación de las manos con los ojos y dominar el agarre de pinza, una habilidad motora fina que implica el uso del pulgar y el dedo índice para coger y sujetar objetos. El agarre de pinza es una habilidad pre-escrita que permite la captación adecuada de un lápiz o crayón.

  3. Proporciona juguetes para apilar, clasificar y que tengan cordones. Juguetes de la jerarquización y clasificación ayudan a los niños a practicar la manipulación de objetos con las manos y los dedos, y también ayuda a desarrollar la coordinación de las manos con los ojos. Los clasificadores de formas funcionan bien, pero los niños también pueden disfrutar y beneficiarse de clasificar objetos por color. Ofrece cordones y cartón o láminas con agujeros a niños mayores. Pasar los cordones o "tejer" la cadena a través de los orificios ayuda a los niños a refinar el agarre de las pinzas.

  4. Deje que su niño juegue con materiales de arte, como plastilina no tóxica, lápices de colores y papel. La plastilina inspira la creatividad y apretar fortalecerá los músculos de las manos, las muñecas y los dedos, de acuerdo a la Educación Familiar. Usted puede hacer su propia arcilla mezclando 1 taza de harina, 1/2 taza de sal y 1/2 taza de agua. Anima a tu niño a garabatear con crayones no tóxicos. Tu niño sostendrá el crayón con el puño al principio, que es una etapa normal del proceso de desarrollo.

  5. Proporciona disfraces, libros blandos y juguetes de transporte para que los niños disfruten durante el juego libre. Aprender a manipular botones y a ponerse y quitarse la ropa ayuda a los niños a desarrollar confianza en sus propias capacidades y mejorar la destreza de los músculos de motricidad fina. Pasar las páginas de los libros mejora el control y la coordinación de los movimientos de motricidad fina. Empujar coches de juguete, camiones y barcos da a los niños la práctica motora durante el tiempo de juego relajado e independiente.

Más galerías de fotos



Escrito por pam murphy | Traducido por shirley marisel rollano