Desarrolla tus músculos con sólo una toalla

Escrito por Greg Presto | Traducido por María Dolores Meade
Esa toalla alrededor de tu cuello puede tener un buen uso la próxima vez que no puedas llegar al gimnasio.

Si está lloviendo, nevando, los niños necesitan cuidado o simplemente no puedes soportar la idea de subirte al auto y dirigirte al gimnasio, no pases por alto tu condición física durante el día. Toma una toalla y los elementos deportivos para un entrenamiento total del cuerpo que puedes realizar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Trata de exprimir [la toalla] por un minuto completo. Es uno de los mejores ejercicios que puedes hacer para que el antebrazo y el agarre se fortalezcan.

Jeremy Frisch, propietario y director de Achieve Performance Training en Clinton, Massachusetts.

Desarrolla tus pectorales y fortalece tus brazos.

Una simple toalla puede agregar variedad a las flexiones de brazos (pushups), dice Jared Meacham, propietario y director de entrenamiento personal en Precision Body Designs en Covington, Louisiana.

Por ejemplo, coloca una toalla debajo de una mano para realizar flexiones de brazos deslizantes hacia fuera (sliding-out pushup flys). Para hacerlo, desliza la mano con la toalla debajo hacia un lado mientras desciendes, ampliando el espacio entre las manos. Vuelve a juntar tus manos mientras vuelves hacia arriba.

También puedes utilizar la toalla para involucrar a tus hombros y la espalda en una contracción isométrica durante las sentadillas (squats) y las estocadas (lunges), dice Meacham.

Mantén la toalla con ambas manos para que cuando las separes tengan la distancia del ancho de los hombros y la toalla se tense. Sentirás participar los hombros y la espalda -si aprietas los glúteos, también se sentirá el fuego en tu parte central. Sigue tirando de esta manera y realiza 20 sentadillas con peso corporal (bodyweight squats).

Ahora, con las manos todavía tirando hacia los lados, mueve los brazos hacia arriba por encima de tu cabeza. "Sigue tirando la toalla y aprieta los dorsales hasta que hagas 20 estocadas", dijo Meacham.

Cuando hayas terminado, moja la toalla y logra que tus antebrazos estén muy fuertes con este consejo de Jeremy Frisch, propietario y director de Achieve Performance Training en Clinton, Massachusetts: "Trata de exprimirla un minuto completo", dijo Frisch. "Es uno de los mejores ejercicios que puedes hacer para fortalecer el antebrazo y el agarre".

Agrega deslizamiento a los ejercicios del tronco y piernas

Puedes obtener los beneficios de la inestabilidad y deslizamiento de los patines y equipos deslizantes con una toalla sobre un suelo de baldosas o de madera, dice Mike Wunsch, director de rendimiento en Results Fitness en Santa Clarita, California.

"Pon la toalla entre el zapato y el suelo para hacer estocadas inversas (reverse lunges)", dijo. La misma técnica funciona para las estocadas laterales (lateral lunges). O puedes probar con los ejercicios de planchas (planking maneuvers) -- la toalla debajo de tus pies puede ser utilizada para caminar, en planchas con los brazos rectos o en un movimiento donde el cuerpo emula una sierra (denominado en inglés body saw).

Para hacer el movimiento de sierra, asume una posición de plancha para los antebrazos con la toalla debajo de sus pies. Desliza el cuerpo hacia adelante y ligeramente hacia atrás doblando los brazos, manteniendo una línea rígida de la cabeza a los talones durante todo el movimiento.

Involucra a los abdominales inferiores con esta compresión

Haz que las flexiones de brazos (pullups) trabajen más fuerte con la toalla

Incluso cuando vayas al gimnasio, una toalla todavía puede ayudar a tu entrenamiento (y no sólo limpiando el sudor). La toalla puede hacer que tus flexiones de brazos (pullups) fortalezcan tu agarre y antebrazos, dice Jeremy Frisch, propietario y director de Achieve Performance Training en Clinton, Massachusetts.

Para utilizar esta técnica, cubre con la toalla un lado de la barra, luego tómala con una mano para formar un lazo justo debajo de la barra. Agarra la barra con la otra mano como lo harías normalmente para una flexión. Colgando de este modo, realiza flexiones -- aunque es posible que no seas capaz de lograr más que unas pocas.

"Simplemente aplasta el agarre. Puedes realizar tal vez tres o cuatro, a lo sumo", dijo Frisch.

Repite del otro lado.

Una ventaja adicional: Esta técnica es utilizada por muchos entrenadores para ayudar a los clientes a obtener la fuerza necesaria para las flexiones de un sólo brazo.