Los desafíos de criar a un niño pequeño bilingüe

Tener en cuenta que casi la mitad de los niños del mundo crecen en ambientes que los exponen a más de un idioma, no estás solo al criar a un niño pequeño bilingüe. Sin embargo, el hecho sigue siendo que hacer esto no es exactamente fácil. Mientras el niño se vuelve bilingüe, no existe un solo "interruptor bilingüe" que encender; en su lugar, muchos procesos complicados interactúan mientras tu hijo empieza a comprender y a hablar varios idiomas.

Una guía para criar a niños pequeños bilingües

Es normal que los padres investiguen técnicas sobre cómo criar a un niño bilingüe. Pero cuando los padres empiezan a buscar un libro guía, se encuentran con frustración, ya que ninguna guía puede abarcar precisamente y dirigir completamente al niño y cómo el bilingüismo ocurre. En otras palabras, lo que importa más que encontrar una guía paso a paso es darse cuenta que no hay una homogeneidad en cómo los niños se vuelven bilingües. Existen variaciones en circunstancias individuales, incluyendo cuando la exposición al segundo idioma empieza, así como la cantidad de exposición que el niño tiene cuando ocurre. Estos tipos de variaciones excluyen cualquier libro guía, dejando a los padres por su cuenta.

Retraso de aprendizaje

Sin importar los intentos de los padres de enseñarle a un niño bilingüe a aprender un segundo idioma rápidamente, existen limitaciones en lo que el niño puede hacer en cada idioma. Cuando los niños pequeños están aprendiendo dos idiomas a la vez, experimentan un retraso de aprendizaje. Por ejemplo, los niños monolingües tienden a aprender de 10 a 30 nuevas palabras por mes. Un niño bilingüe puede aprender la misma cantidad de palabras por mes, pero las palabras están divididas en dos idiomas, lo cual significa que tendrá un vocabulario más débil en su primer y segundo idioma cuando se le compara a los niños monolingües. Esto significa que tu hijo bilingüe estará por detrás de los otros niños de su edad en los años tempranos del desarrollo del idioma. Aunque este retraso desaparece alrededor de los 10 años, según Erica Hoff, profesora de psicología y autora de "Language Development", puede dificultarles a los padres que están criando a un niño bilingüe y quieren que el niño tenga el mismo nivel con los otros niños de su edad.

Momento de la exposición al segundo idioma

Si un niño pequeño no gana exposición a un segundo idioma inmediatamente después de nacer, lo aprenderá en trozos grandes y no será capaz de procesar las palabras individuales o sonidos tan fácilmente como un niño que empieza a aprender el segundo idioma justo después de nacer, como lo señala Timothy Moore Ph.D en "Cognitive Development and the Acquisition of Language". Esto resultará en que los padres necesitarán usar ciertos métodos para enseñarle a su hijo el segundo idioma, como enseñarle frases antes de palabras individuales del vocabulario.

Personalidad y el segundo idioma

Incluso dos niños que son expuestos al mismo segundo idioma al mismo nivel lo aprenden de manera diferente debido a las diferencias de personalidad. El cómo los niños pequeños interiorizan los sonidos y significados difiere debido a muchos rasgos personales, e incluso a la cultura, como lo señala Erica Hoff en "Language Development". Uno de los rasgos de personalidad más importantes en el aprendizaje del idioma es la extroversión. Por ejemplo, los niños extrovertidos son más propensos a experimentar con sonidos y tratar de usar el segundo idioma. Como tal, los niños introvertidos tienden a aprender el segundo idioma más lentamente.

Más galerías de fotos



Escrito por damon verial | Traducido por ana maría guevara