Dermoabrasión o renovación cutánea con láser para cicatrices de acné

No importa qué tan graves sean tus cicatrices de acné, siempre pueden sentirse como la peor cosa en el mundo. Pero no tienes que vivir con tus imperfecciones. De hecho, puedes experimentar una textura de piel más suave y un aspecto mejorado en general al someterte a una dermoabrasión o a una renovación cutánea con láser. Aunque estos tratamientos pueden causar efectos secundarios y requieren un tiempo de recuperación significativa, proporcionan resultados reales para los que se enfrentan con cicatrices antiestéticas.

Tipos de cicatrices de acné

Las cicatrices del acné pueden ser desagradables e interferir con tu vida, no importa qué tan insignificantes puedan ser. Existen numerosos tipos de cicatrices que pueden aparecer después de los brotes. La hiperpigmentación leve es normal y aparece como manchas marrones o rojas donde las marcas solían estar. Las cicatrices más graves incluyen las onduladas, las de furgón y las cicatrices pica hielo. Éstas aparecen como pequeñas depresiones en la piel, depresiones profundas y definidas y depresiones muy profundas pero estrechas, respectivamente. Todos menos las cicatrices de pica hielo pueden responder al menos algo a la dermoabrasión o a la renovación cutánea con láser.

Dermoabrasión

La dermoabrasión es un procedimiento que consiste en eliminar las capas superiores de la piel utilizando un instrumento abrasivo. Esto se lleva a cabo bajo anestesia, ya que abre la piel. Se daña la piel con el fin de fomentar a que se forme nueva piel de manera más uniforme y sin las imperfecciones de las cicatrices. Por lo general es eficaz para el tratamiento de las cicatrices onduladas y la hiperpigmentación y disminuye la apariencia de las cicatrices de furgón.

Renovación cutánea con láser

La renovación cutánea con láser es un tratamiento que ayuda a estimular el colágeno y la nueva producción de piel. Un láser es apuntado en la zona a tratar y, o bien daña la capa superior de la piel o las capas internas. En cualquier caso, un anestésico tópico suele ser suficiente para obtener este procedimiento ambulatorio.

Efectos secundarios

Someterse a tratamientos como la dermoabrasión o la renovación cutánea con láser para las cicatrices de acné, puede causar algunos efectos secundarios desagradables. Por ejemplo, la hiperpigmentación es común hasta que la piel se nivela y sana completamente. También puedes desarrollar herpes labial porque la renovación cutánea con láser irrita la piel. La dermoabrasión puede causar dolor, formación de costras y color rosado. Aunque la piel de color rosa se ​​desvanecerá con el tiempo, puedes notar que tu piel tiene un tono más oscuro en forma permanente. También serás mucho más sensible a la luz solar. También pueden aparecer poros más grandes, hinchazón y puntos blancos, después de la dermoabrasión. Ambos tratamientos conllevan un riesgo de cicatrices, irritación y cicatrices queloides.

Resultados

A pesar de que tu piel puede ser de color rosa durante muchos meses después de la dermoabrasión o de la renovación cutánea con láser, es probable que comiences a notar una mejoría en la textura de tu piel. Tus poros se harán más pequeños, las arrugas menos notorias y las cicatrices menos definidas. Con cicatrices graves, sin embargo, puede ser necesario repetir los tratamientos.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda barron | Traducido por francisco roca