Depresión e indesición

La indecisión es un síntoma de la depresión.

Viendo comerciales de televisión podrías pensar que la depresión ocurre tan seguido como las alergias de temporada, pero hay una diferencia importante entre la depresión y la tristeza ocasional. La depresión no es breve ni situacional. La depresión se siente como si tuvieras una nube obscura encima de ti y no se va. Aunque la indecisión es un síntoma de la depresión, ser indeciso no necesariamente significa que estás deprimido.

Si recientemente has terminado una relación, podrías sentirte triste pero debido a que esos sentimientos fueron generados por un evento específico, es probable que no sufras de depresión clínica. Es natural sentirse miserable o con el corazón roto por un rato después de que termina una relación. Otros síntomas deben estar presentes antes de poder hacer un diagnóstico clínico de depresión.

De acuerdo con el Manual de Enfermedades Mentales de Diagnóstico y Estadística, Cuarta Edición, la depresión puede ser indicada si experimentas cinco o más de los siguientes síntomas por dos o más semanas: inhabilidad para tomar decisiones, pérdida de enfoque, tristeza la mayoría del tiempo, pérdida de interesa en actividades placenteras que disfrutabas antes, pérdida o ganancia de peso relevante, dormir demasiado o muy poco, moverse o hablar más lentamente que lo usual, pérdida de energía y libido y pensamientos sobre lastimarte o matarte.

Muchas características de personalidad pueden causar indecisión. Ciertas características de personalidad contribuyen a la indecisión, particularmente si tienes baja auto estima tienen dificultades para tomar decisiones. Por ejemplo, sin poder decidir qué par de zapatos comprar, podrías tomar una fotografía de los zapatos con tu teléfono celular y mandarla a 10 amigas preguntándoles su opinión. En ese caso, necesitas confirmación externa sobre tus decisiones. Las mujeres tienen una tendencia mucho mayor a pedir la opinión de otros cuando toman decisiones. Por supuesto, esto no es siempre cierto.

Comprometerte con una decisión puede ser abrumador para algunas personas, lo cual provoca que eviten la situación por completo. Conocido como evitar situaciones, es una característica más común en hombres que en mujeres. Algunos hombres piensan que si no tienen en mente un problema, no existe. Por ejemplo, invitaste a tu novio a la boda de tu prima donde conocería a tu familia extendida por primera vez. Te dice que te avisará si va pero nunca te confirma hasta que lo vuelves a mencionar. Esto es un ejemplo de que lo está evitando. Si sospechas que sufres de depresión, busca ayuda profesional de un profesional certificado en salud mental. La indecisión por si sola no es una razón para buscar ayuda profesional.

Foto: Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por laura farrell west, lcsw
Traducido por laura gsa