¿Los deportes ayudan a mejorar las habilidades de liderazgo?

Según Keith Zullig, un investigador de salud pública, practicar un deporte da a los participantes oportunidades de desarrollar habilidades de comunicación y formación de equipos. Estas habilidades permiten que las personas funcionen efectivamente como líderes. Practicar o ser entrenador de un deporte, como béisbol, fútbol americano, fútbol, maratón, ciclismo y natación, ayuda a los participantes a aprender como tratar a los competidores con respeto, identificando sus fortalezas y debilidades, saber cómo desarrollar estrategias para ganar y aprender diferentes maneras de organizar el tiempo efectivamente. Participar en un deporte ayuda a la gente a desarrollar confianza y cómo tomar decisiones rápidas necesarias en roles de todo tipo de liderazgo.

Estilos de liderazgo

Los líderes efectivos evalúan las situaciones y deciden qué estilo de liderazgo utilizar. En situaciones de crisis, comúnmente usan el estilo de liderazgo auto crítico. Practicar algún deporte representa muchas oportunidades para reconocer cuándo comportarse tomando decisiones importantes. Por ejemplo, cuando un jugador de fútbol ve la oportunidad de anotar un gol, patea al arco. En otros casos, un líder necesita consultar a sus subordinados y reunir información antes de tomar una decisión. Practicar deportes de equipo usualmente involucra desarrollar una estrategia para confrontar al oponente y atacar sus debilidades. Los líderes de todos los tipos usan estrategias similares en diferentes situaciones.

Formación de equipos

Los ejecutivos de una compañía necesitan establecer una visión, desarrollar estrategias objetivas, contratar empleados talentosos, obtener financiamiento para operar su negocio y motivar al personal. Practicar o ser entrenador en un deporte permite a un futuro líder empresarial desarrollar habilidades para formar equipos. Aprende cómo inspirar a otros y se concentra en lograr los objetivos. Por ejemplo, exitosos líderes de proyectos de negocios usan su experiencia en los deportes para coordinar la formación de equipos de sus empleados. Esto ayuda a fomentar la colaboración en el lugar de trabajo. Un historial que incluya haber practicado deportes de equipo prepara a una persona para trabajar de manera efectiva en situaciones personales y profesionales que requieren coordinar acciones de otras personas.

Toma de decisiones

Practicar algún deporte también ayuda a que los participantes aprendan a tomar decisiones mediante la observación y la rápida interpretación de información. Los líderes efectivos exhiben un comportamiento decisivo. Por ejemplo, un mariscal de campo usualmente tiene sólo unos segundos para decidir dónde dar el pase. Practicar deportes ayuda a que una persona desarrolle las habilidades y el comportamiento necesario para tener éxito en un lugar de trabajo global y dinámico. Además, al participar en un equipo, los jugadores aprender a desarrollar estrategias y a trabajar con sus compañeros para alcanzar la victoria. Practicar un deporte prepara a un líder para influenciar a otros, establecer metas realistas y resolver problemas de manera eficiente para conseguir una ventaja competitiva.

Comunicación

Los líderes requieren excelentes habilidades de comunicación. Practicar un deporte ayuda a que la gente desarrolle la habilidad de trabajar en conjunto de manera efectiva usando técnicas que aplican también para situaciones de negocios. Por ejemplo, un lanzador de béisbol y un receptor se comunican usando una serie de señales. Encontrar una manera de comunicarse eficientemente en cualquier situación ayuda a un líder a tener éxito en los negocios. La gente que practica algún deporte aprende a presentar sus ideas sobre cómo ganar a las demás personas. Los líderes mejoran su capacidad de liderazgo escuchando a otros, hablando claramente y escribiendo con entusiasmo.

Más galerías de fotos



Escrito por tara duggan | Traducido por maximiliano mimendi