¿Hacer deportes ayuda a mejorar las notas?

Los beneficios que se notan frecuentemente en la participación de niños en los deportes y la educación física incluyen una aptitud mejorada y una disminución de riesgo de obesidad. Aunque no se mencione a menudo, los investigadores cada vez notan más los beneficios académicos de los niños con actividad física regular. Además, es importante tener en cuenta que la ventaja no se limita a niños que forman parte de deportes organizados y competitivos.

Concentración mejorada

Howell Wechsler, director de la Division of Adolescente and School Health for Centers for Disease Control, revisón 50 estudios examinando los efectos de la actividad física basada en la secundaria en desempeños académicos y descubrió que la mitad de los estudios mostraban asociaciones positivas y virtualmente ningún estudio mostró impacto negativo. Múltiples estudios han demostrado que incluso los tramos cortos de actividad física ayudaban a incrementar la duración e intensidad de la concentración que seguía a esas actividad, incluyendo esas en que los niños nunca salían de la clase.

Aptitud y resultados en los exámenes

Un estudio de James Pivarnik y escuelas en la American College of Sports Medicine descubrieron que los estudiantes de escuela media que desempeñaban mejor en los exámenes de aptitud, medir la capacidad aeróbica, la fuerza, la resistencia y la composición corporal, también rendían mejor académicamente. El estudio, el cual incluyó a 317 estudiantes, mostraba que los niños con mejor aptitud obtenían resultados casi un 30% más altos en los exámenes estandarizados que aquellos que tenían una menor aptitud física. Por otra parte, los estudiantes con menor aptitud recibieron notas en sus materias básicas que fueron entre 13 y 20% menores que sus compañeros con mejor aptitud.

Exigencia de los deportes

Escribiendo en la página web Oregon Live.com, Wendy Owen observó que los estudiantes que juegan deportes en equipo aprenden habilidades de liderazgo, disciplina y manejo de tiempo que sirve para afuera de la clase. Esta cita al jugador de fútbol de secundario Zack Hickman, quién estipula que su deporte requiere que él use su cabeza y exige que siempre esté aprendiendo de sus experiencias en le campo, alimentando las expectativas y hábitos en la escuela.

Manteniendo la elegibilidad

Para algunos estudiantes, los deportes proveen la motivación para la mejor en desempeño académico. Tom Welter, director ejecutivo de la Oregon School Activities Association, concede que no todos los atletas son estudiantes naturales; sin embargo, el grado de requerimiento para mantenerse elegible y jugar el deporte que aman los lleva a sobrepasar obstáculos en la clase y mejorar su desempeño, estableciendo una ética laboral que pueden servirles siempre que se mantengan en un establecimiento académico.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin bliss | Traducido por lautaro rubertone