Deportes acuáticos en Puerto Rico

A sólo 1.000 millas al sur de la Florida, Puerto Rico es un destino atractiva para los norteamericanos en busca de aventuras que necesitan de un clima templado y confiable sin tener que viajar muy lejos. Serpentea por las calles adoquinadas del Viejo San Juan y camina a través de las selvas tropicales exuberantes interiores antes de regresar a la cautivadora costa de Puerto Rico para hacer una gran cantidad de deportes acuáticos que seguro te mantendrá ocupado durante días.

Buceo y snorkeling

Disfruta de la gran cantidad de oportunidades de buceo a lo largo de coloridos arrecifes de coral. Si no estás certificado y tienes tiempo de sobra, inscríbete en un curso de buceo para obtener tu certificación de aguas abiertas y así puedas ver algunos de los mejores sitios de Puerto Rico. El elaborado y colorido coral a lo largo del sitio de buceo Candyland se asemeja a una escena del juego de mesa de la infancia. Las Cuevas es el destino principal para los buceadores que buscan la emoción de nadar a través de cañones y formaciones profundas. Los buzos avanzados que buscan retos reales pueden nadar en el fondo de la zona de buceo Black Wall. Los buceadores pueden unirse a excursiones en barco a localidades vecinas, como la isla de Mona, donde pueden flotar sobre el arrecife superficial repleto de bella vida marina.

Surf y boarding

Si amas montar las olas, o quieres aprender cómo hacerlo, la costa oeste de Puerto Rico te invita a hacer surf, kitesurf e incluso pararte en un tablero de paleta. Isabela, en la esquina noroeste de la isla, ofrece rompimientos de ola consistentes para todos los niveles. Aguadilla, un poco más al oeste, sirve como un centro importante de la región, donde se encuentra el Aeropuerto Rafael Hernández y las principales cadenas de resort. Una vibrante comunidad surfista y kiteboarding se concentra en los servicios y las playas que rodean esta ciudad. Si buscas instructores y quieres conocer a otros novatos, quédate cerca de Aguadilla. Rincón, un poco más al sur, es un gran destino para los surfistas en busca de un alquiler a largo plazo o semanal.

Embarcación y vela

Los marineros experimentados encontrarán el llamado del Caribe tan atractivo que tal vez deseen para alquilar su propio barco y salir a explorar el mar. De lo contrario, únete a un tour y deja la navegación a una tripulación experimentada, haciendo las actividades que más te gusten, ya sea natación, buceo, esquí acuático o simplemente descansar en la cubierta. La vista del Sitio Histórico Nacional de San Juan se disfruta mejor desde el mar, donde puedes observar el alcance de las murallas de la ciudad y la enorme fortaleza del Castillo de San Cristóbal, adentrándose en la península. Navega tanto como puedas de las 310 millas de costa de la isla en un día, revisando las bulliciosas playas de los alrededores de Aguadilla y los recovecos más privados y tranquilos, metidos en las palmeras.

Kayak

Muchas zonas turísticas de playa alquilan kayaks por día o por hora, lo que te permite explorar las aguas cercanas. También puedes reservar visitas estructuradas donde puedes practicar kayak en determinados lugares, como la vecina Laguna de Piñones y la Laguna Torrecilla, ambas escondidas en la costa al este de San Juan. Algunos operadores combinan excursiones en kayak de un día de duración con exploraciones a la selva tropical del Bosque Nacional El Yunque. Una expedición por la noche en la Laguna Grande de Fajardo hará que puedas ver organismos bioluminiscentes, donde el toque de la pala en el agua activará su natural resplandor vibrante.

Más galerías de fotos



Escrito por lindsay smith | Traducido por gerardo núñez noriega