¿Qué deporte puedes jugar con problemas de rodillas?

Ya sea que estés peleando con la artritis o estés recuperándote de una lesión, los problemas de rodilla implican que tienes que eliminar de tu vida una serie de deportes, como aquellos que requieren correr o saltar. No obstante, no tienes que sentarte en la banca cuando tienes problemas de rodilla. Con el deporte correcto y el permiso de tu doctor, puedes entrar en el juego. Pregunta a tu doctor acerca de rodilleras y pide consejo sobre estiramientos antes de los entrenamientos.

Deportes de agua

El agua puede ser un refugio seguro para cualquiera con problemas de rodilla porque nadar o incluso caminar en el agua pone poca presión en tus articulaciones. La natación competitiva es una elección ideal si tienes problemas de rodillas. Puedes también probar el water polo, aunque debes tener cuidado de no salir de la piscina muy agresivamente. Como un agregado, el Centers for Disease Control and Prevention afirma que el ejercicio en el agua disminuye tu riesgo de desarrollar enfermedades crónicas y mejora tu salud mental.

Remo

El remo en equipo te permite permanecer en una posición de sentado, de modo que tus rodillas no tengan que soportar el peso de tu cuerpo, y es una manera fácil de desarrollar fortaleza en la parte superior del cuerpo. Este deporte no es la mejor opción, sin embargo, si tienes mucho dolor de rodilla o si tu doctor te aconseja que mantengas tus rodillas tan inmóviles como sea posible, ya que tus rodillas necesitarán doblarse y enderezarse repetidamente, ya que tu asiento se mueve con cada golpe. Cuando te empujas hacia atrás, concéntrate en empujar el pie usando todo el pie en lugar de sólo tus dedos. Esto pondrá más tensión en los músculos superiores de la pierna en lugar de las rodillas.

Ciclismo

El ciclismo es el deporte ideal para adoptar cuando estás intentando volver a hacer ejercicio. Prepara tu propio cronograma y empieza despacio, andando en bicicleta alrededor de tu vecindario primero, y aumenta gradualmente la velocidad y la longitud de tus paseos. Eventualmente, es probable que seas capaz de entrar en carreras de calle si lo deseas. Puedes encontrar que es más cómoda a una bicicleta reclinada, la cual coloca al ciclista en una posición más reclinada que una bicicleta de carretera tradicional, ya que pone menos tensión en tus rodillas que otras bicicletas.

Deportes de silla de rueda

Incluso si tus problemas de articulaciones no te confinan a una silla de ruedas, jugar deportes sentado puede proporcionarte un nuevo reto mientras mantienes el peso fuera de tus rodillas doloridas. Puedes encontrar un equipo de basketball, hockey o volleyball en silla de ruedas en tu comunidad local, que aceptará jugadores que no estén discapacitados. Otra opción es alterar tu deporte favorito por ti mismo. Compra algunas sillas de ruedas usadas, baja tu aro de basketball y reta a un amigo a jugar en tu propio patio.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn walsh | Traducido por mariano abrach