Cómo depilarte las cejas sin ningún dolor

Tus cejas son el marco de tus ojos y cara, creando la forma más agradable y erradicando los vellos extras puede ayudar a que este marco luzca mejor. Depilarte las cejas puede ser una manera económica y rápida de mantener tus cejas en buena forma. Sin embargo, hay un inconveniente con depilar las cejas: el dolor que puede acompañar jalar esos pequeños vellos fuera del folículo. Sin embargo, ciertos consejos pueden ayudarte a minimizar el dolor mientras creas lindas cejas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cubos de hielo
  • Analgésico de venta libre
  • Pinzas

Instrucciones

  1. Toma un analgésico de venta libre como acetaminofén o ibuprofeno cerca de una hora antes de depilarte. Esto ayudará a minimizar el dolor cuando estés depilándote ese área.

  2. Toma una ducha o colócate una toalla caliente sobre la cara por lo menos cinco minutos antes de depilarte las cejas. La temperatura caliente te ayuda a abrir los folículos del vello, haciendo más sencillo removerlos. Asegúrate de secar las cejas antes de depilarlas, ya que el vello húmedo puede ser más difícil de agarrar.

  3. Agarra la piel alrededor de tu ceja y tira de ella fuertemente. Esto ayudará a identificar mejor el vello que desees remover, así como a disminuir el deslizamiento cuando depiles el área.

  4. Depílate, jalando en la dirección del crecimiento del vello. Seguir el patrón del vello ayuda a prevenir vellos encarnados y a reducir el dolor, de acuerdo al sitio web Beauty and Personal Grooming. Debes jalar el vello tan rápido como sea posible para minimizar el trauma en el área.

  5. Seca varias veces el área que acabas de depilar con tu dedo índice. Esto ayuda a minimizar inmediatamente la picadura que puede ocurrir después de depilarte.

  6. Cubre el área que acabas de depilarte con hielo para cerrar el folículo, minimizar la inflamación y reducir el dolor. Envuelve el hielo en una toalla o trapo para evitar tocar la piel directamente. También puedes aplicar bolsas de té frías sobre el área después de depilarte para aliviar la piel. Asegúrate de desinfectar tus pinzas después de cada uso sumergiéndolas en alcohol. Esto ayudará a prevenir la introducción de bacterias dentro de un folículo piloso abierto.

Consejos y advertencias

  • Un buen par de pinzas puede ayudarte a agarrar y jalar el vello adecuado. Escoge unas inclinadas con una almohadilla de agarre en los extremos para mayor precisión. Evita comprar una pinza con punta desafilada ya que puede ser difícil agarrar los vellos y pueden hacer que jales varios a la vez.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por alejandra rojas