¿La dentición puede provocarle gases a los bebés?

Tu bebé comenzará con el proceso de la dentición en algún momento entre los 4 a 7 meses y producirá dientes de leche periódicamente hasta que tenga aproximadamente 2 años. Aunque quizás sienta incomodidad por los gases durante esta etapa, lo más probable es que la condición sea producto de tragar aire al llorar y de su nueva exposición a los alimentos sólidos, en lugar de la dentición.

Síntomas comunes de la dentición

Es posible que tu bebé llore más cuando está cambiando los dientes, lo que podría llevarlo a tragar mucho aire y generarle gases. Entre los demás síntomas comunes de la dentición se incluyen la baba, el mal humor inusual, frotarse las encías o la cara, las dificultades para dormir, la disminución del apetito, un leve incremento en la temperatura corporal o tirarse frecuentemente de las orejas.

Período de tiempo de la dentición

Aunque tu bebé haya comenzado a producir por primera vez sus dientes durante el segundo trimestre de tu embarazo, no es hasta que las raíces comienzan a empujar contra las encías que se produce la verdadera dentición. Los primeros dientes en salir suelen ser los dos centrales en las encías de abajo, seguidos de los cuatro dientes centrales superiores. Para cuando tu bebé tenga 1 año, comenzará a producir los molares superiores e inferiores, seguidos de los caninos. Su segundo conjunto de molares aparecerá detrás del primero a aproximadamente la edad de 2 años, y así tendrá una dentadura completa de dientes de leche.

Remedios para el dolor causado por la dentición

Dale a tu bebé un anillo de plástico frío para la dentición o un paño fresco para masticar, o masajea sus encías con tu dedo para ayudar a contrarrestar la presión de los dientes en desarrollo. Si lo notas particularmente incómodo, habla con tu médico acerca del uso de productos con benzocaína en sus encías inflamadas, o pregúntale si le puedes dar unas gotas de una dosis de antiinflamatorio infantil. Ambos productos pueden acarrear riesgos para la salud y deberían utilizarse moderadamente y sólo bajo las indicaciones de un médico.

Aliviar a un bebé con gases

A menos que tu bebé llore sin parar durante horas o días (una indicación de cólicos o una afección posiblemente más seria), lo más probable es que su incomodidad sea transitoria. Hazla eructar con frecuencia cuando la alimentes para ayudar a desintegrar los gases digestivos en su estómago. Mantén su cabeza más elevada que su panza mientras come y utiliza un chupón de flujo lento en su biberón para impedir que el aire ingrese a su estómago mientras bebe. Recuéstala de espaldas y bombea sus piernas en un movimiento de bicicleta para ayudar a desintegrar y liberar las burbujas de gas. Si todo resulta inútil, habla con tu médico acerca de darle gotas infantiles para gases de venta libre para ayudar a aliviar sus síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy quinn mckillip | Traducido por laura guilleron