Densidad ósea y porcentaje de grasa corporal

La densidad ósea y el porcentaje de grasa corporal son factores importantes a tener en cuenta para determinar el factor de riesgo para desarrollar enfermedades crónicas como la osteoporosis, enfermedades del corazón y diabetes. De hecho, el porcentaje de grasa corporal y la densidad ósea a menudo se correlacionan entre sí.

Densidad ósea

Los 206 huesos en el cuerpo representan alrededor del 20 por ciento del peso corporal total, de acuerdo con el Consejo de Productos Lácteos de California. Este porcentaje puede variar dependiendo de muchos factores, tales como el estilo de vida, sexo, complexión y la densidad ósea. La densidad ósea es un factor importante en la prevención de la osteoporosis. Cuando los huesos se vuelven menos densos, son más susceptibles a la rotura. El consumo de una dieta balanceada rica en calcio y vitaminas, junto con ejercicio regular de levantamiento de peso, como caminar, correr y los entrenamientos de fuerza ayudan a mejorar la densidad ósea.

Porcentaje de grasa corporal

El porcentaje de grasa corporal puede ser un predictor de la densidad ósea y la salud ósea. Las personas que tienen un estilo de vida sedentario y la mala alimentación están en riesgo no sólo por un mayor porcentaje de grasa corporal, sino también por una menor densidad ósea. Por el contrario, los niveles extremadamente bajos de grasa corporal también pueden contribuir a la pérdida ósea debido a los malos hábitos alimenticios. Los rangos de porcentaje de grasa corporal saludable para las mujeres es de 14% a 31% del peso corporal total. Para los hombres, es entre 6% y 24% del peso total del cuerpo.

Tríada femenina

La tríada femenina son tres condiciones relacionadas que pueden desarrollarse cuando una mujer joven llega a los extremos con la dieta o el ejercicio. Estas condiciones incluyen trastornos de la alimentación o dieta severa, disfunción menstrual y baja densidad ósea. Las niñas y las mujeres jóvenes que tienen un porcentaje de grasa corporal muy bajo o trastornos alimentarios también tienden a tener una baja densidad ósea debido a la falta de nutrientes. Además, las mujeres atletas que entrenan en exceso o tienen trastornos alimentarios no pueden tener un ciclo menstrual regular, que se conoce como amenorrea. Cuando esta se produce, los niveles de estrógeno de la mujer pueden disminuir causando una pérdida de la densidad ósea. Las atletas propensas a la tríada femenina incluyen patinadoras, gimnastas y corredoras de distancia.

Escáner DEXA

La doble absorciometría de rayos X de energía es la tecnología utilizada para medir la densidad ósea, la masa corporal magra y la masa grasa. La máquina DEXA es un escáner de cuerpo entero que utiliza rayos X de baja dosis en diferentes fuentes que leen la masa ósea y de tejidos blandos al mismo tiempo. El procedimiento es muy preciso, seguro y no invasivo y tarda de 10 a 20 minutos para llevarse a cabo. Los escáneres DEXA están disponibles en hospitales y otros entornos clínicos. Otras formas más comunes para medir el porcentaje de grasa incluyen medidas de pliegues cutáneos, impedancia bioeléctrica y el desplazamiento de aire.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hitchcock | Traducido por mario francia