¿Pueden demasiadas proteínas agotar el calcio?

Agregarle proteínas a tu dieta puede ayudar a tu organismo a mejorarse más rápido de las enfermedades o de las lesiones y te puede ayudar a perder peso cuando las combinas con comidas sanas y un programa de actividades físicas. Sin embargo, la dietóloga Katherine Zeratsky advierte que una dieta alta en proteínas no es necesariamente segura cuando se la hace por más de tres o cuatro meses. Además, la ingesta de un exceso de proteínas por largos períodos puede afectar los niveles de calcio de tu cuerpo. Habla con tu médico antes de adoptar cualquier dieta alta en proteínas.

Dietas altas en proteínas y excreción urinaria de calcio

La evidencia de las investigaciones son mezcladas, pero sugieren que para alguna gente consumir una dieta alta en proteínas puede ser la causa de excreción de calcio en la orina. Un estudio del 2003 publicado en el "American Journal of Clinical Nutrition" explica que el consumo crónico de grandes cantidades de proteínas llevan a una condición conocida como hipercalciuria. La condición se caracteriza por la absorción dispareja de calcio, el que se excreta. Si se la deja sin tratar, puede llevar a la disminución de los huesos, a un aumento del riesgo de fracturas y a la osteoporosis. Un estudio de 1981 publicado en "Federation Proceedings" explica que esta condición parece ocurrir cuando el consumo de proteínas es aproximadamente tres veces más de la dosis recomendada.

Proteínas altas y pérdida de huesos

Todo excepto el 1% de todo el calcio de tu cuerpo está en tus dientes y tus huesos, proveyendo estructura y reparando y reemplazando la masa ósea cuando es necesario. La presencia de otro mineral importante, el fósforo, aparece para minimizar la pérdida de calcio y la subsecuente pérdida de hueso que puede ocurrir con una dieta alta en proteínas. Un artículo de 1990 publicado en el "The Journal of Nutrition" explica que los individuos que consumen formas complejas de proteínas que contienen fósforo experimentan una pérdida de huesos mucho menor que los que ingieren las simples. Las fuentes simples de proteínas incluyen los productos lácteos y las proteínas animales y las complejas se encuentran en los productos de soja, los porotos y las legumbres.

Dieta alta en proteínas después de la menopausia

La menopausia se refiere a la disminución y subsecuente cesación del ciclo menstrual de una mujer. La producción de estrógeno es menor, disminuyendo también el uso del calcio que contribuye a los tejidos de los huesos. Una dieta alta en proteínas y sodio ha sido sugerida para el aumentado riesgo de la osteoporosis en las mujeres pos-menopausicas. Un artículo del año 2004 publicado en el "British Journal of Nutrition" apoyan esta teoría y que se descubrió que los participantes que tenían una dieta alta en proteínas y sodio experimentaban una significativa excreción de calcio.

Consideraciones

Las dietas altas en proteínas pueden ser efectivas para la pérdida de peso a corto plazo, pero el consumo de un exceso de las mismas a largo plazo puede privar a tu cuerpo de calcio. Además, la dietóloga Katherine Zeratsky explica que las dietas altas en proteínas pueden llevar a deficiencias nutricionales, a una ingesta de fibras inadecuada y a un consumo de demasiadas grasas saturadas. Si tienes una falla preexistente de riñones o hígado, evita estas dietas porque cargan demasiado a estos órganos ya comprometidos. Si estás sano, la Harvard School of Public Health recomienda que consumas aproximadamente un 25% de las calorías totales en forma de proteínas.

Más galerías de fotos



Escrito por maura banar | Traducido por adriana de marco