¿Demasiada fibra causa calambres estomacales?

La fibra es una parte recomendada de una dieta saludable. Obtener la cantidad adecuada de fibra por día ayuda a mantener la digestión funcionando sin problemas y puede ayudar a prevenir el estreñimiento. Sin embargo, si consumes demasiada fibra en una sola sesión o agregas demasiada fibra a tu dieta demasiado rápido, puede causar gases y calambres. El ajuste de la ingesta de fibra a la dieta generalmente puede prevenir calambres estomacales. Si no es así, tomar un suplemento para reducir la cantidad de gas en los intestinos podría ofrecer alivio. Los calambres en el estómago que son severos o persistentes deben ser tratados por un médico.

Fibra dietética

La fibra dietética se encuentra en todos los alimentos de origen vegetal que consumimos, de acuerdo con University of Maryland Medical Center. La mayoría de estos alimentos contienen una mezcla de los dos tipos de fibra, insolubles y solubles. La fibra insoluble -encontrada en alimentos como el salvado de trigo, cáscaras de frutas y algunas verduras- no se disuelve en agua y agrega volumen a las heces, ayudando a que pase más fácilmente a través de los intestinos. La fibra soluble, por otro lado, se disuelve en agua y forma un taburete de tipo gel, que ayuda a retardar tu digestión. Esto evita que el estómago y los intestinos absorban demasiado azúcar y almidón, que puede ayudar a controlar los niveles de colesterol y posiblemente ayudar a prevenir un accidente cerebrovascular y enfermedades cardíacas. La fibra soluble es común en los frijoles, salvado, arvejas y la mayoría de las frutas.

Problemas de fibra

Debido a que la fibra no se descompone en el estómago o el intestino delgado, pasa al intestino grueso, donde las bacterias van a trabajar para degradarla tanto como sea posible. Este proceso produce gas, que puede ser excesivo si las bacterias en tu sistema no se utilizan para romper la fibra. La adición de una gran cantidad de fibra en tu dieta muy rápidamente es una causa común de la acumulación de gas. Comer mucha fibra en una sola sesión puede tener el mismo efecto.

Posibles soluciones

Si apenas estás comenzando a aumentar la cantidad de fibra en tu dieta, aumenta gradualmente la cantidad de fibra que consumes todos los días durante un período de varias semanas hasta llegar a la cantidad necesaria -que es entre 20 y 30 gramos por día, de acuerdo con Harvard School of Public Health-. Esto le da a tu cuerpo tiempo para adaptarse, que puede prevenir calambres y gases. Evita comer más de la cantidad recomendada de fibra al día una vez que tu cuerpo se ajuste para evitar más gases y los calambres. Si tomas suplementos de fibra, asegúrate de beber 8 onzas de agua para ayudar a evitar que se acumule gas y se produzca el estreñimiento.

Otras consideraciones

Es posible que experimentes síntomas de calambres, incluso después de añadir lentamente la cantidad de fibra en tu dieta. Si los calambres son leves, tomar un suplemento para reducir el gas en el intestino puede ofrecer alivio. Si los calambres continúan o son severos, consulta a un médico para descartar un problema digestivo. Aunque la fibra se recomienda a menudo para los trastornos digestivos, particularmente el síndrome del intestino irritable, el exceso de gas puede causar la exacerbación de los síntomas en algunas personas.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por luciano ariel castro