Deliciosos y saludables waffles

Una pila humeante de waffles cubiertos con una generosa cantidad de jarabe de arce y quizá una rociada de azúcar impalpable es una vista agradable en la mesa de desayuno, pero no todos ellos son saludables. El valor nutricional de tu comida de waffles depende en qué ingredientes utilices para prepararlos y qué les pongas por encima antes de que te los comas. Los congelados son otra opción, pero su valor nutricional varía.

Waffles caseros

Aunque hacer tus propios waffles es más trabajo que poner unos congelados en una tostadora, es usualmente una manera más saludable de disfrutar la comida. Utiliza harina integral en lugar de harina blanca. Estos tendrán más fibra, un nutriente que promueve la digestión saludable. También corta la cantidad de azúcar que utilices en tus recetas. Reemplaza la mitad del azúcar granulada por un sustituto de azúcar. Tus waffles todavía sabrán dulce y probablemente ni siquiera notes la diferencia. También puedes agregar una o dos cucharadas de linaza molida, lo cual eleva el insumo de fibra y el contenido de grasa insaturada en estos. Reemplaza la mitad de la harina con harina de avena como otra manera simple de aumentar el contenido de fibra en ellos.

Waffles congelados

Si optas por la conveniencia de los waffles congelados, lee las etiquetas nutricionales y los ingredientes cuidadosamente. Busca los que sean integrales y ricos en fibra. Los integrales son a menudo más bajos en azúcar que sus contrapartes de azúcar blanca. Varios de ellos son altos en grasa así que busca las versiones bajas en grasa. También puedes buscar los que están hechos con ingredientes naturales en lugar de una lista de ingredientes que ni puedas pronunciar. Entre menos preservantes contengan más saludables serán.

Cubiertas saludables

El jarabe de arce es una de las cubiertas más saludables pero una cucharada contiene cerca de 13.5 gramos de azúcar, lo cual es igual a casi 3.5 cucharaditas. Las mujeres deben limitan su insumo de azúcar agregada a 6 cucharaditas o menos por día y los hombres no deben tomar más de 9 cucharadita diarias. Reemplaza el jarabe por fruta fresca. Prueba melocotones (peaches) o bananas en rebanadas como dos opciones deliciosas. Las bayas frescas, los kiwis y los mangos son frutas adicionales que combinan bien con los waffles y también agregan fibra y vitamina C a tu comida. El yogur bajo en grasa agrega proteína y calcio, haciéndolo una cubierta más nutricional. Prueba las nueces (nuts) para agregar sabor y crujiente a los waffles. Las nueces contienen grasas no saturadas y otros componentes saludables. Comer nueces puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, de acuerdo con MayoClinic.com.

Qué evitar

Además del jarabe de arce, hay algunos otros ingredientes que agregan un poco de nutrición a tus waffles. Evita la azúcar morena y la impalpable. Son altas en calorías y no contienen nada en forma de vitaminas y minerales. La mantequilla es alta en grasas saturadas, las cuales no son buenas para el corazón. La margarina puede ser incluso peor, ya que varias marcas también contienen grasas trans, las cuales son particularmente peligrosas para la salud del corazón. Una vez agregues la fruta, el yogur y las nueces, las probabilidades son incluso que ni siquiera notes que faltan la mantequilla o la margarina.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por alejandra rojas