¿Cuál es el uso del mentol?

El mentol, derivado de la hierbabuena, eucalipto y poleo, es un compuesto a base de aceites volátiles de hierbas que tiene muchos beneficios potenciales para la salud. Se ha demostrado que cuando se aplica por vía tópica o por vía oral ayuda a tratar problemas gastrointestinales, dolor, inflamación y congestión. Consulta a tu médico antes de usarlo en tu piel o tomarlo internamente para el tratamiento de alguna condición médica.

Usos

El mentol se ha utilizado para tratar una amplia variedad de enfermedades gastrointestinales. Por ejemplo, puede prevenir o tratar los gases y la hinchazón, por lo que es un tratamiento asistencial potencial para el síndrome del intestino irritable, indigestión y cólicos, dice University of Michigan Health System. También se puede aplicar tópicamente para ayudar a aliviar la picazón y la inflamación debido a la dermatitis de contacto y la urticaria. El mentol tópico también ayuda a aliviar los dolores de cabeza, dice University of Maryland Medical Center. Además, la gente ha tomado mentol por vía oral para tratar el asma, la bronquitis, los resfriados, la gripe y otras enfermedades respiratorias. No existe evidencia científica concluyente, ampliamente aceptada que apoye el uso del mentol en el tratamiento de cualquier condición médica, sin embargo.

Función

El mentol actúa como carminativo, es decir, previene y trata los gases en los intestinos. También relaja los músculos intestinales y evita los espasmos. Además, tiene acciones analgésicas y antiinflamatorias, señala University of Pittsburgh Medical Center. El posible uso del mentol en el tratamiento de las enfermedades respiratorias se debe a su capacidad de dilatar los bronquiolos, dice Memorial Sloan-Kettering Cancer Center. Su uso en el tratamiento de los resfriados, la gripe y la bronquitis también está relacionado con sus acciones expectorantes, lo que implica el adelgazamiento y el aflojamiento de la congestión mucosa.

Dosis

Puedes utilizar el extracto de mentol o tomar jarabes que contengan menta, eucalipto o poleo. Para el dolor y la inflamación, aplícalo por vía tópica en forma de crema, pomada o parche, dice University of Pittsburgh Medical Center. También puedes aplicar aceites de menta, eucalipto o poleo sobre las áreas afectadas de la piel para lograr efectos analgésicos y anti-inflamatorios. Para lograr los efectos deseados, las cremas o ungüentos a base de hierbas deben contener de 1 a 16 por ciento de mentol, señala University of Maryland Medical Center. Para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales, puedes tomar el mentol en forma de un té, cápsula o tintura. Para hacer un té, remoja 1 cucharadita de hojas secas de menta en 1 taza de agua hirviendo durante 10 minutos y bebe tres o cuatro tazas al día, dice University of Michigan Health System. Pregúntale a tu médico acerca de la correcta aplicación y la dosis de mentol o hierbas antes de usarlos.

Investigación médica

Las cápsulas de aceite de menta que contienen mentol trataron efectivamente el dolor de los espasmos intestinales en ensayos clínicos doble ciego, de acuerdo con una edición de 1997 del "Journal of Gastroenterology" y una edición de 1984 de "British Journal of Clinical Practice". Un estudio de 1994 en "Cephalalgia", encontró que la aplicación de aceite de menta en la frente o en las sienes puede aliviar los dolores de cabeza tensionales, dice University of Michigan Health System. También trató efectivamente los síntomas del síndrome del intestino irritable en un ensayo clínico de 2007 publicado en la revista "Digestive and Liver Disease". Otra prueba reportada en "Digestion" en 2004 descubrió que los remedios a base de hierbas que contienen mentol ayudaron en el tratamiento de la indigestión, señala University of Maryland Medical Center. Por último, un estudio encontró que el aceite de menta tuvo acciones antiespasmódicas en los intestinos durante procedimientos endoscópicos intestinales, según una edición de 2006 del "Journal of Gastroenterology and Hepatology".

Precauciones

Los tratamientos tópicos mentolados pueden causar irritación de la piel, erupciones cutáneas o reacciones alérgicas, dice el University of Pittsburgh Medical Center. Tomar mentol por vía oral puede causar que el dolor gastrointestinal empeore, o una sensación de ardor. Si tienes cálculos biliares, obstrucción de los conductos biliares, daño hepático, inflamación de la vesícula o reflujo ácido, debes evitarlo, advierte University of Michigan Health System. Puede interferir con ciertos medicamentos, como la ciclosporina, fármacos para la presión arterial, medicamentos para la diabetes y los medicamentos para el tratamiento del reflujo ácido, dice University of Maryland Medical Center. Habla con tu médico acerca de los posibles riesgos para la salud y las interacciones medicamentosas antes de usar el mentol.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah terry | Traducido por barbara obregon