Cómo dejar de morderte las cutículas

Morderse las uñas y las cutículas son malos hábitos comunes. Morderse las cutículas es un hábito que puede ser a menudo causado por el estrés o la ansiedad, o puede ser resultado del aburrimiento. Es común que la gente se muerda las uñas o las cutículas sin que siquiera se den cuenta que lo están haciendo. Las cutículas mordidas pueden verse desaliñadas y en casos extremos provocan dolor y sangrado. También pueden dar una mala primera impresión tanto en los empleadores potenciales como en los posibles intereses románticos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Aerosol anti-mordeduras
  • Corta uñas
  • Lima de uñas

Instrucciones

  1. Toma la fuerte decisión de dejar de morderte las cutículas. Dejar un mal hábito puede tomar un extenso período de enfoque, las personas que dicen "quiero parar" sólo para olvidarlo en un par de días, tienen a no detenerse en un largo plazo. El sito web How To Do Things afirma que ninguna técnica o estrategia te ayudará, si no tomas una decisión de parar y comprometerte con ello. Fijar una fecha específica también es una forma sugerida para comenzar tu camino a dejar tu mal hábito.

  2. Ve con un manicurista profesional antes de que dejes de morderte las cutículas. Ver tus uñas en su mejor forma puede motivarte ayudándote a contrastar tus uñas de manicura con tus cutículas irregulares. También puede que inconscientemente tengas menos inclinación a morderte las cutículas cuando tus uñas estén en su mejor forma.

  3. Utiliza un aerosol anti-mordeduras para las uñas para desanimarte a hacerlo. El sitio Web MD recomienda uno que tenga un sabor amargo como Control-It o Thum. Estos productos de uñas tienen un sabor amargo y en cuanto comienzas a morderte las cutículas, producen en tu boca un sabor horrible. Estos productos ayudan si tu hábito de morderte las cutículas, lo llevas a cabo sin pensar en ello.

  4. Evalúa las situaciones en las cuales te muerdes las cutículas más a menudo. Lístalas todas para que estés más consciente de cuales situaciones evitar o prestar atención, en tu esfuerzo por dejar de morderte. Sentarse a ver televisión o en el trabajo, son situaciones comunes donde se muerden las cutículas inconscientemente.

  5. Recorta la piel suelta alrededor de tus cutículas. Esta piel es fácil de morder, por lo que mantener tus cutículas recortadas hará que sea más difícil caer en tu viejo vicio. Ten un conjunto de tijeras para uñas o corta uñas en tu escritorio de trabajo o en un lugar donde veas que te muerdes las cutículas más a menudo.

Más galerías de fotos



Escrito por stewart flaherty | Traducido por ana karen salgado beltrán