¿Cómo dejar a un marido que te está engañando?

Descubrir que tu esposo tiene una aventura con alguien más es una experiencia devastadora. Por desgracia, la situación puede volverse aún más dolorosa debido a lo que viene más adelante. Si ya has tomado la decisión de dejarlo, es posible que te espere un duro camino por recorrer. Ahora es momento de pensar primero en ti y en tus hijos, antes de en tu marido. Es hora de crear un futuro más sano y más feliz.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Busca asesoría legal. Tanto si deseas iniciar los trámites de divorcio cuanto antes o si lo dejarás para más adelante, es una muy buena idea saber exactamente en dónde te encuentras. Dile a tu abogado todo lo que ha sucedido y proporciónale copias de las pruebas que tienes de la aventura de tu marido, como pueden ser correos electrónicos y estados de cuenta bancarios. Infórmate sobre lo que implica el proceso de divorcio, cuánto tiempo toma y cuánto cuesta.

  2. Protégete financieramente antes de mudarte del hogar conyugal. Transfiere el 50% de todo el efectivo y activos líquidos que tengan a una cuenta bancaria a la que sólo tú tengas acceso, aconseja la blogger y periodista Tracy Schorn en el artículo "Seven Ways to Leave a Cheater" ("Siete formas de dejar a un infiel") de "The Huffington Post". Solicita una verificación de crédito tanto tuya como de tu esposo, para averiguar lo que puedas de las transacciones financieras de las que no estabas consciente. Es común que un cónyuge que engaña tenga cuentas o tarjetas de crédito secretas con las que puede financiar sus actividades extramaritales, advierte Schorn. Es completamente gratuito revisar tu informe de crédito en línea en el sitio AnnualCreditReport.com. Si tus finanzas son complicadas, considera contratar a un contador forense para que indague todo por ti.

  3. Habla con alguien acerca de la decisión de dejar a tu marido. Acércate con un buen amigo, un familiar de confianza, un terapeuta profesional o con cualquier persona que te haga sentir apoyada. Esto no es algo por lo que debas pasar sola. Seguramente experimentarás una amplia gama de emociones que van de la ira a la frustración y de la soledad a la infelicidad. No tengas miedo de pedir ayuda práctica y apoyo emocional. Es muy posible inclusive que necesites quien cuide de tus hijos mientras asistes a una cita con tu abogado o a alguien que te ayude a encontrar un lugar para quedarte.

  4. Haz planes a corto plazo. Decide dónde vas a vivir y toma las medidas necesarias para que esto ocurra, como puede ser la obtención de un contrato de arrendamiento de una propiedad de alquiler. Haz una lista de los artículos que pretendes tomar del domicilio conyugal y compra los materiales de embalaje necesarios. Pídele a un amigo que te ayude con lo del empaque, ya que esto te drenará mucha energía tanto física como emocional.

  5. Avísale a tu marido que lo estás dejando. Lo mejor es hacer esto cuando estén solos, poco antes de que te mudes de la vivienda conyugal. Concéntrate en las razones que tienes para irte, recomienda la asesora de parejas, escritora y terapeuta familiar Emily V. Gordon en el artículo de "The Huffington Post" "You've decided to leave your spouse -- Now what?" (Ya decidiste dejar a tu esposo -- ¿Y ahora qué?). Puede ser muy difícil no sentir rabia ante la deshonestidad y la traición, pero demostrarlo no servirá de mucho a estas alturas. Mejor pregúntale qué es lo que espera de la separación, por ejemplo, cómo se organizarán con los niños y cómo te manejarás financieramente de ahora en adelante. Si te preocupa la forma en que vaya a reaccionar tu esposo ante la noticia, habla con él en un lugar público, pero tranquilo y espacioso, como puede ser, en un parque.

Más galerías de fotos



Escrito por c. giles | Traducido por pei pei