Cómo dejar crecer el cabello alisado sin cortarlo

Dejar crecer el cabello después de un alisado, o en medio de una transición, puede ser complicado por las diferentes texturas del mismo. Además, los alisados, incluso la variedad sin lejía, químicamente debilitan el cabello, haciendo que sea más proclive a las quebraduras. En algunos casos, sería más fácil atreverse a dar el salto y cortar todo menos el nuevo crecimiento. Para quienes intentan hacer una transición lenta y quieren preservar el mayor largo posible, existen algunas opciones.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Champú humectante
  • Acondicionador humectante
  • Acondicionador humectante sin enjuague
  • Acondicionador profundo
  • Tratamiento con aceite caliente
  • Aceite natural para el cabello
  • Peine de dientes anchos
  • Agente desenredante
  • Pañuelo de seda o de satén

Instrucciones

  1. Humecta cada vez que puedas. Usa un champú humectante diseñado para el cabello dañado o teñido. Usa aacondicionadores tanto para enjuagar como sin enjuague, diseñados para restaurar la humedad en tu cabello. Utiliza un acondicionador profundo por lo menos dos veces al mes y aplica un tratamiento de aceite caliente una vez al mes. Utiliza aceites livianos, naturales para el cabello, como el de oliva o jojoba y evita productos para peinar a base de alcohol.

  2. Peina tu pelo con cuidado. Puede enredarse cuando el crecimiento se encuentra con el cabello alisado. Si lo peinas sin delicadeza puedes quebrar el cabello alisado. Utiliza un peine de dientes anchos y rocía tu pelo con un agente desenredante para evitar que se quiebre. Primero desenreda las puntas y luego trabaja en forma ascendente hacia las raíces.

  3. Peina tu cabello de manera de preservar el largo. Opta por trenzas o moños en lugar de peinados a base de calor. Ponte rollos en lugar de usar la rizadora. Hazte la toca en lugar de usar la plancha para un peinado lacio. Si debe usar calor, úsalo lo menos posible. Trenza tu cabello o cubre tu pelo con un pañuelo cuando duermas. El cabello suelto puede engancharse en una almohada y quebrarse.

  4. Recorta tu cabello periódicamente. A diferencia de cortarlo, no estás quitando un largo significativo, si no que estás removiendo las puntas dañadas que pueden obstaculizar el crecimiento del cabello. Ve a la peluquería a recortarte profesionalmente el pelo cada 2 a 3 meses, preferente con alguien que se especialice en cabello natural.

  5. Usa el cabello natural y evita los productos químicos. La tintura y los productos que texturizan y suavizan tus rizos naturales también pueden dañar tu pelo. Si debes aplicarlos a tu cabello, acude a un estilista profesional en lugar de hacerlo tú misma.

Consejos y advertencias

  • Si tu pelo alisado está severamente dañado, probablemente debas hacer de tripas corazón y cortar el cabello alisado. Es mejor cortar el cabello dañado y salvar el nuevo crecimiento que mantenerlo.

Más galerías de fotos



Escrito por julia michelle | Traducido por irene cudich