Cómo dejar de comerse las uñas para hombres

Comerte las uñas es un hábito desagradable, generalmente provocado por el estrés y el aburrimiento a veces. Las uñas siempre están creciendo y eventualmente vuelven a crecer, por lo que el daño a largo plazo no es una preocupación. Este mal hábito puede ser el problema de hombres, mujeres y niños, a pesar de que tiende a ser un problema mayor para los hombres que no se preocupan tanto por la apariencia de las uñas como las mujeres. Debido a que ocultar tus uñas bajo capas de bonito esmalte o uñas falsas no es una opción, hay algunos métodos menos notorios que pueden poner fin a comerte las uñas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cortauñas
  • Lima
  • Esmalte transparente amargo
  • Jugo de limón
  • Salsa picante
  • Guantes
  • Vendajes
  • Cinta
  • Chicle o mentas
  • Bola pequeña

Instrucciones

  1. Recorta las uñas con regularidad para darte menos para morder. Límalas para alisarlas en una forma redondeada, ya que las esquinas cortadas en línea recta pueden ser tentadoras para morder.

  2. Aplica una solución tópica para las uñas que les de un sabor desagradable y las haga menos atractivas para masticar. Puedes comprar fórmulas especiales de esmalte de uñas transparente y cremas en las tiendas de belleza o farmacias que vienen a propósito con un horrible sabor para hacerte más consciente y menos propenso a comerte las uñas. Si no quieres comprar productos comerciales, remoja las uñas durante unos minutos en jugo de limón o salsa picante para el mismo efecto desalentador.

  3. Usa guantes sobre tus manos, siempre que sea posible, para poner una barrera entre los dientes y las uñas. Esto por lo menos te hará pensar dos veces antes de comerte las uñas, lo que te impide hacerlo inconscientemente. Si no tienes guantes, o el clima es demasiado caliente para que esto sea una buena idea, cubre cada uña con una venda o cinta.

  4. Mantén tu boca ocupada masticando chicle o chupando pastillas de menta. Si tu boca está ocupada, no puedes masticar las uñas.

  5. Dibuja en un pedazo de papel o sujeta una pequeña bola en la mano para apretar. Mantén las manos ocupadas, especialmente durante el tiempo de inactividad cuando no estás haciendo nada. Si te descubres a punto de comerte las uñas, toma un apoyabrazos o incluso tu rodilla y espera a que pase el impulso. No dejes que tu mano pase cerca de tu cara.

Consejos y advertencias

  • Si nada parece ayudar, y comerte las uñas es un problema tan grave que no puedes dejarlo por tu cuenta, consulta con un médico o profesional de salud mental para determinar la causa y encontrar una solución.

Más galerías de fotos



Escrito por melynda sorrels | Traducido por lucia ayala