¿Por qué ha dejado de dormir mi bebé toda la noche?

Uno de los hitos favoritos de los nuevos padres es la primera vez que el bebé duerme toda la noche. Meses de descanso interrumpido, alimentación nocturna, y mañanas de sueño por fin dan paso a un sueño reparador. En la mayoría de los bebés, este período de descanso no durará. Una parte normal del desarrollo es que los bebés empiezan a despertarse por la noche otra vez alrededor de los 6 meses. A pesar de que volverán a mejores patrones de sueño más tarde, esta segunda ronda de noches de insomnio puede hacer que los padres se preocupen.

Patrones de sueño de los recién nacidos

Uno de los aspectos más frustrantes de cuidar a un nuevo bebé es el problema de conseguir una buena noche de sueño. Aunque los recién nacidos duermen 16 horas o más por día, duermen en ráfagas cortas, así que los padres no pueden conseguir un buen tramo de sueño cada noche. Los padres respiran aliviados cuando los bebés comienzan a dormir toda la noche cuando tienen entre 2 y 4 meses de edad. Sin embargo, esta etapa puede durar sólo unas pocas semanas y luego los padres encontrarán que el bebé despierta varias veces durante la noche otra vez.

Ansiedad de separación

Los bebés maduran física y emocionalmente a un ritmo asombroso. Tu bebé desarrolla rápidamente una mayor conciencia social y quiere más atención de los padres, especialmente de la madre. El niño entiende el concepto de estar sólo de una manera que no habría sido posible en un nivel de desarrollo anterior. El bebé se despierta en la noche y se molesta y llora para tener compañía al darse cuenta que los padres no están alrededor.

Nuevas habilidades

Los recién nacidos son muy quietos cuando duermen, pero los bebés más grandes se vuelven inquietos en el sueño porque están aprendiendo nuevas habilidades físicas. Durante sus horas de vigilia, aprenden a sentarse o gatear. Al soñar, imitan estos movimientos mientras duermen. Un simple movimiento como rodar cuando está dormido despertará al bebé ya que la acción no le es familiar.

Otros factores

Los patrones de sueño del bebé se pueden romper como los patrones de sueño del adulto. Pueden estar más conscientes del sonido como las conversaciones o el ruido de la televisión. Las noches de verano más cortas contribuyen a períodos de sueño más cortos. Un bebé que se despierta en la noche podría tener fiebre, dolor de estómago o haber comenzado la dentición. Los bebés son sensibles al estrés emocional que otros miembros de la familia podrían estar experimentando y esto puede afectar su sueño.

Soluciones

Lo mejor que los padres pueden hacer es no obsesionarse con un bebé que despierta. Los patrones de sueño infantil varían, así que no te preocupes por lo que tus otros niños o el hijo de un amigo hicieron a esa edad. Dentro de unas semanas, tu bebé debe volver a dormir toda la noche. Si el despertar en la noche se convierte en algo perjudicial, intenta acortar las siestas durante el día. Mantén un horario regular de sueño, tanto para poner al niño a dormir como para levantarlo por la mañana. Pronto tú y tu bebé conseguirán una buena noche de descanso.

Más galerías de fotos



Escrito por andy humphrey | Traducido por esteban arenas