Definición de resistencia física

La resistencia puede ser descrita como un rasgo físico así como también un rasgo mental. La resistencia física es considerada como uno de los varios componentes de la aptitud que se utilizan para evaluar los niveles de salud e idoneidad. Este componente es identificado por varios términos, entre ellos se encuentra la resistencia física o la resistencia cardiovascular. El aguante o la resistencia, es un componente clave para alcanzar mejores niveles de condición física y disminuir el riesgo de problemas cardíacos. Los niveles de resistencia física pueden aumentar a través de la actividad física.

Función

La resistencia física puede referirse a la capacidad de tu corazón y pulmones para funcionar durante las actividades de alta intensidad. Tu corazón y pulmones suministran mayores cantidades de sangre y oxígeno para satisfacer las demandas de la actividad física prolongada. Esto también puede ser denominado como resistencia cardiovascular. De acuerdo con la Infantería de Marina, la resistencia física es la capacidad que tiene tu cuerpo para funcionar con el fin de soportar dolor, fatiga, estrés y dificultades. Un ejemplo sería completar una carrera o marcha con ampollas en ambos pies. La resistencia física es considerada como un componente importante de la capacitación para el liderazgo militar.

Efectos

Tu corazón late con el fin de proporcionar un suministro de sangre adecuado a tu cuerpo. Con un aumento de la actividad, el corazón aumenta la cantidad de sangre en cada latido, junto con el número de latidos por minuto. Tus pulmones suministran oxígeno a tu cuerpo con cada respiración. Con un aumento de la actividad, los pulmones aumentan la cantidad de oxígeno con cada respiración junto con el número de respiraciones por minuto. Tu corazón y tus pulmones aumentan su capacidad para abastecer a tu cuerpo a satisfacer esta demanda creciente.

Beneficios

Los beneficios de una mayor resistencia física incluyen una disminución de la tasa cardíaca en reposo, una presión arterial más baja y la disminución de los niveles de estrés. Además, hay un aumento en el metabolismo, la velocidad en la que quemas calorías para obtener energía. Un aumento del metabolismo te ayudará a reducir el exceso de grasa corporal y el peso corporal. Como los niveles generales de aptitud física mejoran, existe un menor riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades del corazón. Tu cuerpo es capaz de realizar las tareas cotidianas sin fatiga a medida que los niveles de energía se incrementan.

Tipos

Entrenar para mejorar la resistencia física involucra actividades de cardio. Los movimientos que utilizan los músculos inferiores del cuerpo, como caminar, correr, el entrenamiento elíptico y aeróbico de grupo y las clases de step son ejemplos de un entrenamiento cardiovascular. Las actividades deben ser realizadas por un mínimo de 20 minutos. La frecuencia cardíaca debe alcanzar una zona de entrenamiento de entre 90 y 130 latidos por minuto. Los entrenamientos deben incluir una fase de calentamiento para aumentar gradualmente la frecuencia cardíaca y preparar a tu cuerpo para el entrenamiento. Las fases de enfriamiento deben terminar la clase para disminuir gradualmente la frecuencia cardíaca y ayudar a tu cuerpo a recuperarse de la sesión de ejercicios.

Importancia

A partir de 1994, la Asociación Estadounidense del Corazón identificó la inactividad como uno de los principales factores de riesgo y una de las principales causas de enfermedades del corazón. Los niveles bajos de resistencia aumentan el riesgo del aumento de peso, la obesidad, la diabetes y la hipertensión. El aumento de la resistencia física puede ayudar a revertir la inactividad y los problemas de salud que esta puede generar. Aquellos que entrenarán por primera vez deben consultar a un médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por luann voza | Traducido por eliana belen doria