Definición de Prana

Muchos creen que todas las formas de vida, más específicamente humana, están impregnadas de un cuerpo no-físico de energía esencial, que es necesario para nosotros para estar vivos. Este campo de energía es llamado por muchos nombres. Los chinos lo llaman "chi"; los japoneses, "qi"; los egipcios, "ka" y para los yoguis, esta importante fuerza se conoce como "prana". Esta energía fluye a través y alrededor del cuerpo y es responsable de nuestra "vitalidad".

Energía, no aire

Prana se asocia generalmente con la respiración, sin embargo, el aire que respiramos no es el consumo real de energía de fuerza vital ni el aire en realidad contiene el prana. A través de las prácticas de yoga de asana y pranayama, movimiento y técnicas de respiración, utilizamos la respiración para promover, controlar y dirigir el flujo de prana.

Canales de energía

La sabiduría del yoga dice que hay 72.000 canales de energía, llamados nadis, en el cuerpo energético, y que fuera de este gran número hay tres canales principales que dirigen el flujo principal de energía a través del cuerpo. El conducto de energía central, el sushumna, se dice que reside dentro del canal espinal del cuerpo físico. Cuando una persona se despierta a la energía espiritual profunda, el Sushumna es el canal responsable para contener el flujo de esta energía desde la base de la columna vertebral a través de la corona de la cabeza y, a menudo llevando a la persona a experimentar un estado de felicidad. Los otros dos nadis principales son el Ida y Pingala, que se encuentran a la derecha y a la izquierda del Sushumna. En individuos sanos, el prana fluye alternativamente entre los dos nadis. El Ida es el lado izquierdo y se dice que tiene una energía fresca, cariñosa, femenina. El Nadi derecho es el Pingala y se dice que está asociado con energía masculina intensa.

Movimientos direccionales del Prana

Al igual que la energía de la Ida y Pingala ilustran ciertas características, el flujo de prana se puede dividir en cinco categorías, basadas en el movimiento y la dirección del flujo a través del cuerpo energético. Por más confuso que parezca, al interior, la energía que fluye se llama prana. Esta energía es responsable de recibir las energías de los alimentos, el oxígeno del aire, la entrada de los sentidos, así como estímulos mentales y emocionales. Cuando la energía se mueve hacia abajo y lejos, se llama Apana. La energía Apanic está implicada en la eliminación y expulsión. La exhalación de dióxido de carbono y la eliminación de los residuos corporales, así como los fluidos reproductivos se rigen por apana. La energía positiva, con movimiento hacia arriba se llama Udana. Es la responsable de nuestro crecimiento físico, la voluntad y la capacidad de estar, así como el entusiasmo por ampliar nuestra conciencia física, mental y espiritual. La energía de la elaboración interna se conoce como Samaná, y significa literalmente "el aire de equilibrio". Este prana nos ayuda a digerir los alimentos, así como nuestras experiencias. El quinto prana es llamado Vyana y controla la circulación de nuestra energía desde el interior hacia la periferia; desde mover los nutrientes de los alimentos por todo el cuerpo hasta permitir que nuestros pensamientos y emociones pasen por la mente. Esta energía nos impide el estancamiento.

Prana en movimiento

Uno de los propósitos principales de la práctica de yoga hatha es para mover el prana a través del cuerpo, con el fin de crear un equilibrio físico y energético. Por ejemplo, la terapia de yoga se centra en la utilización de asanas específicas para atender y curar ciertas enfermedades y lesiones físicas, mentales e incluso espirituales.

Pranayama

El Pranayama es a menudo erróneamente clasificado como simplemente "técnicas de respiración". Si bien es cierto que se practican ciertos métodos de respiración, que se utilizan para afectar el flujo del prana a través del cuerpo con el propósito de permitir que el prana haga un cambio en el cuerpo y en la mente. Así como hay asanas específicas utilizadas para dirigir el flujo de prana, las diferentes técnicas de respiración pueden traer la estimulación, la calma e incluso bienaventuranza al que lo practique.

Más galerías de fotos



Escrito por diane ambrosini | Traducido por florencia melloni