Definición de parabenos

Los parabenos son ingredientes comunes que se encuentran en los cosméticos, aditivos alimentarios y medicamentos. Definidos como un grupo de compuestos químicos que actúan como conservantes, los parabenos son ésteres de ácido parahidroxibenzoico. Los ésteres como los parabenos se utilizan ampliamente como disolventes en los cosméticos, y se forman cuando una molécula de ácido se enlaza con una molécula de alcohol.

Producción de parabenos

Los parabenos son producidos naturalmente en verduras y frutas como la cebada, las zanahorias, las fresas, las grosellas negras, los melocotones, las cebollas, los granos de cacao y la vainilla. Sin embargo, para garantizar la eficacia y consistencia del producto, los parabenos que se encuentran en cosméticos, alimentos y medicamentos son producidos sintéticamente.

Parabenos en cosméticos

Los cosméticos son vulnerables al ataque de bacterias y el crecimiento de hongos, que contaminan el producto. Los parabenos defienden contra la propagación de microorganismos dañinos, protegiendo al producto del deterioro. Los parabenos se encuentran en artículos de tocador como el champú, la pasta de dientes, el maquillaje, el autobronceador, las cremas hidratantes, los desodorantes, los antitranspirantes y las crema de afeitar. Los parabenos son fáciles de detectar en una lista de ingredientes: sólo tienes que buscar el sufijo paraben. Entre los parabenos comunes se encuentran el metilo, el etilo, el propilo, el butilo, el isopropilo y el isobutilparabeno. Normalmente se utilizan múltiples parabenos para aumentar la eficiencia y la protección contra la contaminación del producto.

Parabenos en alimentos y productos farmacéuticos

Los parabenos se utilizan normalmente como conservantes en los productos cárnicos, los cereales, las patatas fritas, los frutos secos, los refrescos y los dulces, entre otros. El metilparabeno y el propilparabeno son los parabenos más utilizados en los alimentos. Los parabenos se han utilizado en la industria farmacéutica desde mediados de la década de 1900, y son un ingrediente común en las píldoras, los anticonceptivos, los jarabes y los medicamentos inyectables.

Preocupaciones de salud por los parabenos

La etiqueta "sin parabenos" está apareciendo en muchos productos, llamando la atención sobre los supuestos peligros del consumo de parabenos. Estos se han relacionado con el cáncer debido a sus propiedades estrogénicas. Según la Cosmetic Ingredient Review (CIR), algunos estudios han demostrado que cuando se usan en dosis muy altas en cultivos celulares y en ratones hembra, los parabenos imitan al estrógeno, la hormona endocrina del sexo femenino, mediante un proceso conocido como disrupción endocrina. La investigación ha sugerido que la disrupción endocrina puede conducir a un mayor riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, la Food and Drug Administration (FDA), junto con el National Cancer Institute y la American Cancer Society, descartan estos resultados como no concluyentes. De acuerdo con la FDA, los parabenos son 100.000 veces más débiles que el estrógeno que el cuerpo genera naturalmente, o sea demasiado débiles como para justificar las preocupaciones de seguridad en relación a ellos.

Seguridad de los parabenos

La FDA ha clasificado a los parabenos como Generalmente Considerados Seguros (GRAS, por sus siglas en inglés) para su uso en alimentos y cosméticos, y la European Commission también ha declarado a los parabenos como seguros para su uso en cosméticos. En 1984, la CIR declaró a los parabenos seguros para su uso en cosméticos en concentraciones de menos de un 25%. Éstos generalmente se utilizan en niveles del .01% al .3% en los cosméticos, los alimentos y los medicamentos. Basándose en nuevos datos y resultados de investigaciones, la CIR revisó su evaluación en 2005, encontrando que la evaluación original donde sostiene que los parabenos son seguros para su uso en cosméticos sigue siendo válida.

Más galerías de fotos



Escrito por amy lucas | Traducido por josé antonio palafox