Definición de músculos neutralizadores

Los músculos neutralizadores proveen importante apoyo durante el ejercicio para prevenir una lesión y restringir el movimiento. Estos músculos a menudo son más pequeños que los que realizan el movimiento; sin embargo, su importancia no debe ser menospreciada ni deben quedarse sin ser trabajados en un programa de entrenamiento. El entrenamiento adecuado de estos músculos mejorará tu fuerza general y reducirá aun más el riesgo de una lesión.

Mirada de cerca

De acuerdo con el Sports Science Handbook, escrito por Simon Jenkins, los músculos neutralizadores cancelan los movimientos no deseados contrayéndose. La contracción del músculo ayuda a controlar el movimiento del musculo primario manteniéndolo dentro de ciertos limites. Los músculo neutralizadores también pueden ser clasificados como estabilizadores porque es su capacidad de mantener a las articulaciones equilibradas lo que ayuda a sostener el movimiento a lo largo de una dirección específica. Los neutralizadores no deben ser confundidos con los músculos sinérgicos que ayudan a realizar el movimiento de levantamiento deseado. Los músculos sinérgicos ayudan a controlar la dirección del movimiento, pero también ayudan con el movimiento principal que estás tratando de lograr.

Ejemplo

Un análisis del clásico curl de biceps te ayudará a entender el papel de los neutralizadores durante un ejercicio. Durante el curl, el ángulo entre tu antebrazo y la parte alta de tu brazo se cierra ocasionando que tu biceps se contraiga para producir el movimiento. Como sea, el biceps también ocasiona una supinación cuando se contrae; esto hace que el antebrazo gire para que tu palma voltee hacia arriba. Para prevenir o neutralizar este movimiento, el músculo pronador redondo, el cual se localiza en tu antebrazo, se activa para contrarrestar esta función de tu biceps.

Entrenamiento

Entrenar tus músculos neutralizadores implica llevar a cabo ejercicios en formas que retan tu habilidad para controlar el peso que estás levantando a través de diferentes tipos de movimientos. Llevar a cabo ejercicios en una superficie que requiere estabilización entrenará los músculos neutralizadores y los estabilizadores relacionados con el movimiento específico. Debido a que estos músculos son más pequeños y relacionados con el control de la postura, debes usar un alto número de repeticiones durante tu ejercicio para obtener el máximo entrenamiento de tus neutralizadores. Generalmente, llevar a cabo al menos 20 repeticiones de un ejercicio en particular debe comenzar a retar a los músculos neutralizadores porque para entonces tus músculos principales ya estarán fatigados y con menos capacidad de controlar la dirección del movimiento.

Beneficios

Entrenar los músculos neutralizadores te hará más fuerte y rápido y te ayudará a evitar lesiones; por ejemplo: imagina que estas en un partido de fútbol y plantas tu pie en el piso para dar una vuelta rápido. Cuando lo haces, tus músculos neutralizadores actúan para activar tus músculos principales de tal manera que se maximiza la reducción en el impulso y la producción de fuerza para conducir tu cuerpo en la dirección adecuada. Permitir que los músculos apliquen fuerza en forma dispareja y en múltiples direcciones dará como resultado una perdida de fuerza en la dirección deseada, lo que te llevara a ser más lento. Los neutralizadores de tu rodilla también previenen que esta se mueva en una dirección insegura y limitan el riesgo de una lesión durante el corte de alto impacto.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua bailey | Traducido por maria del rocio canales