Una definición de grasas para niños

La grasa es una parte importante de una dieta saludable, pero no todas las grasas son iguales. Tu cuerpo necesita este macro nutriente para almacenar energía, para el transporte de vitaminas, para aislarse y para proteger el cuerpo de las lesiones. Mientras que las personas necesitan grasa, también es alta en calorías, por lo que no comas demasiado. Si una persona come más calorías de las que quema, aumentará de peso.

Fuera lo malo

La grasa saturada, o "grasas malas", no es buena para el corazón. Esta grasa puede dañar el corazón, ya que aumenta el colesterol, lo que aumenta el riesgo de enfermedades del corazón. Es importante limitar la cantidad de grasa saturada que consumes. Menos del 10 por ciento de la ingesta diaria de grasa debe provenir de grasas saturadas. A veces puede ser fácil de detectar una grasa saturada, ya que es sólida a temperatura ambiente, como la mantequilla, la margarina y la manteca. Otras veces, las grasas saturadas son más difíciles de detectar. Los alimentos como la leche, pollo, carne de res o de cerdo pueden contener grasas saturadas. Para saber la cantidad de grasa saturada se encuentra en los alimentos, mira la etiqueta de los alimentos. Elegir alimentos bajos en grasa o carnes magras son maneras eficaces de reducir la grasa saturada.

Dentro lo bueno

Las grasas insaturadas son a menudo también llamadas "grasas buenas", lo que significa que son buenas para el corazón. Hay dos tipos de grasas insaturadas: poliinsaturadas y monoinsaturadas. Estas grasas contienen ácidos grasos esenciales críticos para la salud humana. Es importante comer alimentos con estos ácidos grasos porque el cuerpo no puede producirlos. El salmón y el atún son excelentes fuentes de ácidos grasos. Estas grasas buenas han demostrado reducir el colesterol, disminuir en gran medida el riesgo de enfermedades del corazón y disminuir el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2. Las grasas insaturadas se encuentran en muchos alimentos sabrosos, como las nueces, aguacates, aceitunas, atún y salmón. También se encuentran en los aceites vegetales, como el aceite de oliva, aceite de canola, aceite de solla y aceite de girasol. La mayor parte de la ingesta diaria de grasa debe provenir de estos alimentos. Disfruta de un bocadillo de atún o rodajas de aguacate para el almuerzo para impulsar las buenas grasas.

La verdad sobre las grasas trans

Una grasa saturada especialmente mala se llama grasa trans. Este es el peor tipo de grasa, y el cuerpo no la necesita. Las grasas trans se encuentran en los alimentos fritos como las papas fritas a la francesa y rosquillas, así como productos horneados como las galletas, pasteles y corteza de pastel. Las grasas trans pueden ser invisibles para el ojo, pero búscalas en la etiqueta de los alimentos. Si estas grasas malas están presentes, se incluirá el número de gramos por porción. No más del 1 por ciento de la dieta debe provenir de las grasas trans.

Mantente bajo el límite de grasa

De acuerdo con las Guías Alimentarias 2010, los niños entre 4 y 18 años de edad deben aspirar a obtener del 25 por ciento a 30 por ciento de sus calorías diarias de la grasa. No importa el porcentaje, la atención debe centrarse en consumir el tipo correcto de grasa, junto con una dieta equilibrada.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie margolis | Traducido por hugo bautista