Definición de dieta para diabéticos

En Estados Unidos, 25,8 millones de adultos y niños sufren de diabetes, de acuerdo a "2011 National Diabetes Fact Sheet" (informe nacional sobre la diabetes presentado en el 2011). Tener diabetes aumenta el riesgo de desarrollar otros problemas como enfermedades cardíacas, presión arterial alta, neuropatía y enfermedad renal crónica. Comprender y seguir una dieta para diabéticos es el primer paso para controlar el nivel de azúcar en sangre. Consumir la cantidad adecuada de calorías en esta dieta para lograr un peso saludable y aumentar el ejercicio físico también pueden ayudarte a mejorar tu salud.

Sé regular con las comidas y los refrigerios

Controlar los niveles de azúcar en sangre en una dieta para diabéticos es más fácil si sigues determinados patrones alimenticios diarios. El médico y el nutricionista utilizarán tu altura, peso y objetivos alimenticios para ayudarte a determinar la cantidad adecuada de comidas y refrigerios a consumir a diario. Dependiendo de tus necesidades calóricas, un buen punto de partida es un promedio entre 30 a 45 o 45 a 60 gramos de carbohidratos por comida, según "American Diabetes Association" (Asociación de Diabetes de Estados Unidos) y "American Dietetic Association" (Asociación de Dieta de Estados Unidos). Los refrigerios deben ser más pequeños y tener un promedio de 30 gramos de carbohidratos.

El control de las porciones es fundamental

Controlar las porciones de carbohidratos, proteínas y grasas en las comidas es fundamental para mantenerte dentro de tus objetivos dietarios. La "American Diabetes Association" (Asociación de Diabetes de Estados Unidos) recomienda seis pasos alimenticios simples. Primero, divide el plato por la mitad. Luego, divide una de las mitades nuevamente. La sección más grande del plato debe contener aproximadamente 1 taza de vegetales sin almidón. La fuente de proteínas, aproximadamente 3 a 4 onzas (85 a 110 g) debe encontrarse en las secciones más pequeñas. La última sección del plato se debe utilizar para una porción de media taza de almidones. Además, añade una taza de leche y una porción de media taza de frutas para crear una comida balanceada.

Elecciones de carbohidratos

La dieta para diabéticos debe incluir un equilibrio de comidas desde fuentes de carbohidratos como cereales y almidones, frutas, productos lácteos y vegetales. Estas fuentes deben constituir alrededor del 40 por ciento del total de calorías e incluir entre 20 a 35 gramos de fibras. Las buenas fuentes de carbohidratos a incluir en la idea son panes de cereal integral o arroz integral, cereales de fibra, tortillas de trigo integral, frijoles como garbanzos o lentejas, frutas frescas y completas como manzanas y naranjas, vegetales de colores como espinaca, brócoli y pimientos. El índice glucémico se puede utilizar como una referencia adicional si quieres aprender más acerca de determinados alimentos y carbohidratos.

Fuentes de proteína

El consumo de proteínas debe rondar aproximadamente entre el 20 y 30 por ciento del total de calorías en tu dieta para diabéticos. Consume queso bajo en grasas o yogur griego. Las carnes magras y la comida marina como pollo, carne de vaca, carne de cerdo o pescado son buenas elecciones. Otras fuentes de proteína que no incluyen carnes son los huevos, frijoles, soja y tofu.

Grasas dietarias

Las grasas deben aportar el 30 al 35 por ciento del total de calorías por día en la dieta para diabéticos. Incorpora grasas mono y poliinsaturadas en lugar de ácidos grasos saturados y trans. Las buenas elecciones de grasas son el aceite de oliva o canola, nueces, semillas y fuentes de ácidos grasos omega-3 naturales, como el salmón o atún. Lee las etiquetas para evitar consumir productos con ácidos grasos trans. Consume manteca, cremas pesadas y postres altos en grasas sólo algunas veces o nunca para limitar las grasas saturadas dietarias.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por florencia prieto