Definición de dieta crónica

Perder peso no es fácil. Se necesita un compromiso para hacer cambios permanentes en tu dieta y hábitos de ejercicio. Sin embargo, muchos recurren a las dietas de moda y planes severamente restrictivos para tratar de bajar de peso rápido, lo que puede conducir a la dieta crónica. El peso se puede perder y recuperar varias veces, lo que puede llevar a renunciar a los esfuerzos de pérdida de peso. Para romper este ciclo, es importante entender lo que necesitas para perder peso de manera segura y no recuperarlo.

Identificación


La dieta crónica no es saludable y puede tener efectos psicológicos y físicos a largo plazo.

El síndrome de dieta crónica se diagnostica cuando alguien restringe severamente la ingesta de calorías en forma regular para tratar de bajar de peso, tiene una obsesión con el peso y el tamaño del cuerpo, entra y sale de un programa de dieta durante dos años o más, o hace dieta constantemente a pesar de la pérdida de peso, según un estudio de junio de 2000 del "The American Journal of Clinical Nutrition". La dieta crónica no es saludable y puede tener efectos psicológicos y físicos a largo plazo.

Advertencias

Otro término utilizado para describir la dieta crónica es el ciclo de peso. Aunque se necesita más investigación para entender completamente los efectos de la dieta crónica, la Weight Control Information Network sugiere que puede contribuir a la presión arterial alta, el colesterol alto, enfermedad de la vesícula y otros problemas. Además, los ciclos de peso tienden a ser más pesados ​​que los de aquellos que no hacen dieta crónica. Los ciclos de peso pueden conducir a sentimientos de fracaso, ya que el peso ideal no se alcanza o se mantiene, y esto puede llevar a renunciar a tratar de llegar a un peso saludable.

Consideraciones

La pérdida exitosa de peso a largo plazo requiere de un plan de alimentación sensato que se pueda seguir de por vida y que incluya actividad física regular, informa la American Heart Association. La pérdida de peso significa quemar más calorías de las que ingieres, no importa qué tipo de alimentos comas. Esto puede deberse a recortar el consumo de calorías y hacer ejercicio para quemar calorías. El primer paso es desarrollar una dieta que sea rica en frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa. Un plan de pérdida de peso a largo plazo exitoso es aquel que permite ocasiones especiales y las indulgencias. Si el plan es demasiado restrictivo, entonces será difícil de seguir en el largo plazo. Una dieta restrictiva puede llevar a sentirse privados, que a su vez puede conducir a comer en exceso y la recuperación de cualquier peso perdido.

Solución

Para bajar de peso y mantenerse en forma, tienes que romper el ciclo de la dieta crónica y centrarte en la toma de decisiones de vida saludables. Perder sólo 5% a 10% de tu peso actual puede dar lugar a beneficios para la salud, por lo que es importante tratar de mantener la pérdida de peso. Además, la restricción excesiva de la ingesta de calorías realmente puede hacer que tu metabolismo se vuelva lento, lo que dificultará los esfuerzos de pérdida de peso. Un cuerpo muerto de hambre provoca que metabolismo se vuelva lento, ya que el cuerpo trata de conservar la energía. La Cleveland Clinic recomienda comer cinco a seis comidas pequeñas al día, con una de esas comidas que consista en un desayuno rico en fibra. Comenzar el día de la manera correcta y comiendo alimentos saludables durante todo el día en realidad aumenta los esfuerzos del metabolismo y ayuda a perder peso.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por sofia loffreda