Deficiencias de vitaminas y sangrado de las encías

El sangrado de las encías es un signo de mala salud dental, por lo general causada por la limpieza dental inadecuada y atención domiciliaria. Si se deja sin tratamiento, las bacterias pueden crecer y causar la pérdida de los dientes y escalar a caries dental. La dieta inadecuada que conduce a ciertas deficiencias de vitaminas puede conducir al sangrado de las encías. Expertos de University of Maryland Medical Center recomienda visitar a tu dentista por las encías y el tratamiento de sangrado. Las visitas dentales regulares pueden detectar los primeros signos de sangrado de las encías y tratar la causa antes que la deficiencia de vitamina empeore, dando lugar a más complicaciones.

Vitamina C

La deficiencia de vitamina C se conoce como escorbuto y puede causar sangrado de las encías. Otros síntomas de escorbuto incluyen aflojar los dientes con las encías sangrado, dolor en las articulaciones y rigidez, sangrado debajo de la piel y los tejidos profundos, anemia y curación lenta de las heridas según lo declarado por Vitamins-World. El escorbuto no es una preocupación en los tiempos modernos debido a un mayor acceso a frutas y verduras. El acceso limitado de las frutas, verduras y alimentos fortificados se puede encontrar en los ancianos, alcohólicos y personas que excluyen a las frutas y verduras de su dieta. La ingesta diaria de vitamina C es 90 mg para los hombres y 75 mg para las mujeres. En estados de lactancia materna y de embarazo requieren más vitamina C con rangos entre 85 a 120 mg por día.

Niacina

La niacina o B-3 es una vitamina soluble en agua que ayuda al cuerpo a convertir los alimentos en energía utilizada por las células y la reparación del ADN. La deficiencia de niacina es poco frecuente, pero cuando la pelagra o la deficiencia de niacina se produce, puede resultar en dolor en la boca con sangrado de las encías. Consume una dieta baja en triptófano, que se puede convertir en niacina, puede resultar en deficiencia, según los expertos médicos Robert L. Souhami y John Moxham. El alcoholismo y el embarazo pueden causar un aumento de la necesidad de niacina, por lo tanto, es deficiente cuando tu dieta es inadecuada en alimentos ricos en triptófano o niacina. Hombres y mujeres necesitan 16 y 14 mg por día, respectivamente. El embarazo y lactancia requieren 18 y 17 mg por día, respectivamente. Los alimentos ricos en niacina incluyen pollo, atún, salmón, pavo, sardinas y hongos crimini (crimini mushrooms).

Vitamina A

La vitamina A es otra vitamina soluble en grasa que está implicada en la formación de huesos y dientes, mantenimiento de la piel sana y las membranas mucosas de la boca y los pulmones. La deficiencia de vitamina A puede conducir al sangrado de encías, además de la piel seca, áspera e infecciones de los pulmones y la vejiga, de acuerdo con Vitamin-World. La deficiencia de vitamina A es poco común, pero puede ocurrir si estás bajando el colesterol con medicaciones, debido a la mala absorción de la vitamina A. Las fuentes alimentarias de vitamina A incluyen las vísceras, yemas de huevo, frutas y verduras. La ingesta diaria recomendada de vitamina A son 700 y 900 mcg por día para mujeres y hombres, respectivamente.

Vitamina K

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa que participa en la coagulación adecuada de la sangre. La vitamina K es suministrada por vegetales de hojas verdes y también por bacterias que se encuentran en el colon o intestino grueso, de acuerdo con Vitamin-World. Las causas de la deficiencia pueden provenir de ingesta frecuente de antibióticos o a largo plazo, anticoagulantes o terapia de adelgazamiento de la sangre y evitar los alimentos con alto contenido de vitamina K. Otras fuentes de vitamina K incluyen yemas de huevo, leche, yogur, coliflor (cauliflower), repollo (cabbage) y tomates. El consumo recomendado de vitamina K son 120 mcg para los hombres y 90 mcg para las mujeres.

Más galerías de fotos



Escrito por cydney walker | Traducido por daniela laura arjones