Deficiencias de vitamina B-12 y espasmos en las piernas

Sin duda has experimentado un calambre muscular antes. Es muy doloroso, pero por lo general no dura mucho tiempo. A veces sucede mientras haces ejercicio o inmediatamente después de tu entrenamiento. O puedes tenerlos incluso en el medio de la noche. Hay varias causas de los espasmos musculares, incluyendo la deshidratación, desequilibrios de electrolíticos, trabajo en exceso de los músculos o por lesiones musculares. Puedes tomar varias medidas para prevenir los espasmos musculares, pero por lo general no incluyen tomar vitamina B-12.

Deficiencia de vitamina B-12

B-12 es una vitamina soluble en agua que el cuerpo utiliza para producir glóbulos rojos. Se sujeta de forma natural a la proteína en los alimentos y se separa de la proteína en tu estómago. La vitamina suelta también se puede encontrar en los suplementos, sin las proteínas. La deficiencia de vitamina B-12 no provoca espasmos en las piernas, pero puede causar la anemia megaloblástica, que conduce a la fatiga y debilidad, así como el estreñimiento, pérdida de apetito y pérdida de peso. La depresión, confusión y entumecimiento u hormigueo en las manos y los pies son también síntomas de la deficiencia. Si te diagnostican deficiencia de vitamina B-12, que te darán altas dosis orales de la vitamina, o recibirá inyecciones de vitamina B-12.

Espasmos en las piernas

Experimentas los espasmos musculares cuando un músculo se contrae sin tu control y no se relaja. Cuando estos espasmos ocurren en la pierna, a menudo se llama un calambre. Mientras que la deficiencia de vitamina B-12 no causa un espasmo muscular, el espasmo puede ser causado por la deshidratación, pérdida de electrólitos o exceso de trabajo o daño muscular. Otros espasmos, especialmente los espasmos del cuello, pueden ser un signo de estrés.

Fluidos y electrolitos

Una de las causas de estos espasmos, la deshidratación, a menudo se produce cuando has estado haciendo ejercicio, sudando o experimentado vómitos o diarrea debido a una enfermedad. El potasio es extremadamente importante en la prevención de espasmos musculares. Cuando estás reponiendo líquidos perdidos, obtén un montón de electrolitos también. Puedes hacer esto consumiendo una bebida deportiva baja en calorías o comiendo un bocadillo, como una naranja o un plátano. Si tienes problemas de riñón, consulta con tu proveedor de atención médica. El aumento de tu ingesta de líquidos y potasio puede ser estresante para tus riñones. La toxicidad por exceso de potasio es rara en personas sanas porque el potasio extra se elimina fácilmente.

Opciones de tratamiento

Puedes tratar los espasmos musculares con calor para relajar el músculo, así como masajear suavemente el músculo. Un estiramiento adecuado antes del ejercicio puede ayudar a prevenir los espasmos musculares. Cuando haces ejercicio, asegúrate de que estás ejercitando dentro de tus capacidades, ya que el uso excesivo o la tensión de los músculos puede causar espasmos. Obtén suficiente potasio en tu dieta comiendo frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa, legumbres y carnes magras. Bebe mucho líquido para evitar la deshidratación.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa coffman | Traducido por mariana nonino