Las deficiencias más comunes de vitaminas que hacen que te sientas cansado

Al final de un día largo y agotador lo único que puedes hacer es tumbarte en el sofá y ver televisión durante toda la noche. Aunque la sensación de fatiga pueda ser resultado de un día agitado y de compañeros de trabajo estresantes también puede ser causada por una deficiencia de vitamínica. Pídele a tu médico que te haga un análisis de sangre para evaluar los niveles de vitaminas B-12 y D puesto que una carencia en cualquiera de las dos puede provocar la fatiga.

Prevalencia y deficiencias

Si sufres de una deficiencia vitamínica es probable que sea de vitamina D o B-12. La deficiencia más común es de vitamina D que afecta al 41.6% de los estadounidenses según un estudio publicado en el 2011 en “Nutrition Research”. Las tasas son incluso más altas en los afrodescendientes 82.1 % y en los hispanos 69.2%. Las personas con piel oscura son más propensas a tener una deficiencia como también las personas que siempre usan protección solar o cubren su piel con ropa, las que viven al norte de Estados unidos, los adultos mayores, las embarazadas y las obesas. De acuerdo con el Centers for Disease Control and Prevention (centro para el control y prevención de enfermedades) la prevalencia de una deficiencia de vitamina B-12 es significativamente baja y afecta mayormente a las personas de 51 años en adelante que es un 3.2 % de la población. Los vegetarianos y veganos tienen deficiencia de B-12 que van desde un 11 a 86% dependiendo de la etapa de la vida en que se encuentren.

Señales de deficiencias

Si no obtienes suficiente luz solar o tomas suplementos podrías tener una deficiencia de vitamina D. Los síntomas son algo inconcretos pero pueden incluir fatiga o dolores generales y molestias. Una deficiencia grave puede manifestarse como dolor en los huesos, debilidad o infecciones frecuentes. Uno de los principales signos de carencia de vitamina B-12 es la fatiga junto con la debilidad, constipación y pérdida del apetito. También se puede experimentar problemas de equilibrio, depresión, mala memoria y dolor en la boca y la lengua. Una deficiencia severa puede conducir a la anemia megaloblástica y problemas neurológicos.

Examen para encontrar deficiencias

Ya sea que presentes los síntomas comunes de deficiencia vitamínica o sufras de fatiga, tu doctor puede realizar un análisis de sangre para determinar si tienes deficiencias. De acuerdo con el Vitamin D Council (consejo de vitamina D), la vitamina D se mide determinando el nivel de 25(OH) D en la sangre. Este clasifica la deficiencia en un rango de 0 a 30 nanogramos por mililitro y la insuficiencia de 31 a 39 ng/ml. Los niveles de vitamina B-12 son determinados por un hemograma completo, un frotis de sangre y una prueba de cobalamina sérica. Los niveles bajos parten de los 200 picogramos por mililitro o menos.

Tratamiento de las deficiencias

Si los resultados de los exámenes indican que tienes una deficiencia en alguna de estas vitaminas, aumentar su ingesta puede ayudar a que te sientas menos cansado y también podría mejorar otros síntomas. Tu doctor determinará el tratamiento adecuado para ti dependiendo de la causa de la deficiencia y los niveles que presentas. Los tratamientos de vitamina D incluyen pasar más tiempo bajo la luz solar y tomar un suplemento oral. Los tratamientos de vitamina B-12 incluyen modificar tu dieta, ingerir un suplemento oral e inyecciones intramusculares.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por pattricia patino