¿La deficiencia de qué vitaminas puede provocar mareos?

Escrito por Linda Ray | Traducido por Juliana Star
Consume carne para mantener los niveles suficientes de vitamina B12.

De acuerdo con Mayo Clinic el mareo es una de las razones principales por las que las personas visitan a sus doctores. Esta afección a menudo te hace sentir aturdido, inestable o débil. El vértigo es una enfermedad que describe el mareo cuando sientes que la habitación da vueltas. Los trastornos de ansiedad, el daño al oído interno, una reacción a los medicamentos o la deficiencia de vitaminas puede ocasionar mareos. Antes de intentar tomar remedios caseros debes ver a tu doctor para asegurarte de que no tengas una enfermedad seria subyacente, como daño nervioso, enfermedad de Parkinson o un accidente cerebrovascular.

Vitamina B12

Cuando tu cuerpo no produce la suficiente cantidad de glóbulos rojos puedes desarrollar anemia. La falta de glóbulos rojos reduce la cantidad de oxígeno transportada a través de tu flujo sanguíneo y ocasiona una serie de síntomas, incluyendo fatiga y mareo. Tu cuerpo depende de la vitamina B12 para la producción de glóbulos rojos. La vitamina B12 proviene principalmente de la carne, colocando a los vegetarianos estrictos en un riesgo más alto de desarrollar anemia perniciosa, que es el término que describe la deficiencia de B12. Los huevos, el pescado y la leche también son fuentes efectivas de vitamina B12.

Vitamina B6

La vitamina B6 es otro componente necesario para producir glóbulos rojos saludables. Además, la vitamina B6 te ayuda a mantener los niveles apropiados de azúcar en la sangre. Una disminución repentina de la glucosa puede ocasionar mareos. Tu cuerpo depende de la vitamina B6 para convertir los carbohidratos almacenados a energía, especialmente cuando tu consumo de calorías es bajo. La vitamina B6 también fomenta la salud del sistema inmunológico y brinda ayuda a tu sistema linfoide, que produce glóbulos blancos saludables. La cantidad suficiente de vitamina B6, también llamada folato o ácido fólico, está disponible en los cereales fortificados que a menudo te dan el 100% de tus necesidades diarias de esta vitamina. Otras fuentes dietéticas son los plátanos (bananas), los garbanzos, las papas (potatoes) y la pechuga de pollo.

Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que protege al cuerpo en contra de los radicales libres que pueden ocasionar infecciones del oído interno u otras enfermedades causantes del vértigo o el mareo. La vitamina C ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y puede prevenir los trastornos del oído interno como la enfermedad de Meniere, que a menudo es el resultado de una infección o una respuesta inmune no balanceada. Las fuentes dietéticas más efectivas de vitamina C son las bebidas fortificadas y las frutas, especialmente las frutas cítricas y las verduras.

Vitamina D

La vitamina D es vital para la regulación de los niveles de calcio y fósforo en tu cuerpo. Además, la vitamina D juega un papel en el mantenimiento de la salud del sistema inmunológico al reducir la inflamación y modular el crecimiento celular. La fuente principal de vitamina D es la luz del Sol. El salmón, la caballa, el aceite de hígado de bacalao además de la leche fortificada y el jugo de naranja pueden ser fuentes dietéticas efectivas. Además de fortalecer tus huesos, de acuerdo a Medline Plus tomar vitamina D con suplementos de calcio puede reducir tu presión arterial y el balanceo vertiginoso que a menudo la acompaña, lo que resulta en la reducción del riesgo de caer.