Deficiencia de vitaminas y pérdida de pigmentación de la piel

La pigmentación de la piel proviene de la presencia de melanina, una proteína de color negro o marrón que también se encuentra en el pelo y en células específicas de los intestinos y el cerebro. Cuanto mayor sea el nivel de melanina en tu piel, más oscura será. El tono de tu piel y el grado de pigmentación son determinados por una serie de factores: la genética determina típicamente el color natural de la piel, mientras que los factores ambientales como la exposición a la luz solar pueden elevar la pigmentación. Una serie de deficiencias de vitaminas también pueden afectar tu tono de piel, dando lugar a una pérdida de la pigmentación y al desarrollo de una tez pálida.

Vitamina C

Una vitamina que puede afectar el grado de pigmentación de la piel es la vitamina C o el ácido ascórbico. La vitamina C ayuda a producir colágeno, una proteína esencial para la salud de la piel, las uñas, los vasos sanguíneos, el cabello, el tejido conectivo, los huesos y otros tejidos varios. La deficiencia de vitamina C causa escorbuto, una enfermedad que genera una piel anormalmente pálida. De manera adicional, dicha condición puede causar daño en los huesos, pérdida de dientes y daño importante en piel y vasos sanguíneos. Es posible prevenir el escorbuto comiendo una variedad de frutas y verduras, ya que muchas de ellas son ricas fuentes de ácido ascórbico.

Vitamina B-9

Una deficiencia de vitamina B-9, ácido fólico o folato, también puede producir pérdida de pigmentación de la piel. Los niveles adecuados de ácido fólico en tu cuerpo ayudan a mantener el funcionamiento de tu metabolismo y contribuyen a la producción de energía, sin contar con que tienen un papel muy importante en el desarrollo de los glóbulos rojos. El bajo consumo crónico de ácido fólico puede causar anemia por deficiencia de folato, una condición que genera piel pálida debido y una disminución de la pigmentación de la piel. Este padecimiento suele derivar en fatiga y dolores de cabeza, ya que el cuerpo no puede acceder al oxígeno que necesita para funcionar adecuadamente.

Vitamina B-12

Si no se consume suficiente vitamina B-12 o cobalamina, también se puede sufrir una falta de pigmentación de la piel. La cobalamina interviene en la producción de hemoglobina, así como en la transformación de los nutrientes en energía dentro de los tejidos. Una deficiencia de vitamina B-12 puede causar anemia perniciosa, una forma de anemia que causa fatiga, fiebre, entumecimiento y aumento de peso inexplicable, así como piel pálida. Las personas que siguen una dieta basada en vegetales, al igual que los veganos o quienes comen alimentos crudos, podrían tener un mayor riesgo de padecer deficiencia de vitamina B-12. En estos casos, es necesario consumir suplementos de vitamina B-12 para evitar la anemia y la pérdida de la pigmentación de la piel.

Pigmentación de la piel y vitamina D

Si bien no se asocia con una deficiencia de vitamina D, el grado de pigmentación de la piel puede afectar los niveles de vitamina D en tu cuerpo. Los melanocitos, que son las células que producen el pigmento de la piel, sirven como base de producción de vitamina D. Cuando te expones a la luz solar, los melanocitos comienzan a sintetizar la vitamina D, por lo que la exposición adecuada ayuda a combatir la deficiencia de vitamina D. El grado de pigmentación de tu piel determina la cantidad de luz solar que necesitas para producir suficiente vitamina D; las personas de piel más clara típicamente requieren mucho menos que las que tienen piel más oscura. Habla con tu médico acerca de la cantidad adecuada de luz solar que necesitas para generar suficiente vitamina D sin dañar tu piel por la exposición excesiva.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por pei pei