¿Una deficiencia de vitaminas puede causar división de las uñas de los pies?

La condición en la que tus uñas se dividen se conoce como onicosquisis, y este problema común puede surgir debido a una variedad de factores. Una de las causas es la desnutrición o deficiencia de vitaminas o minerales, como el hierro. Tus uñas de los pies también pueden dividirse o ser frágiles debido a un traumatismo o por el humedecimiento y secado repetidos. Si tus uñas de los pies han comenzado a separarse, secarse o a volverse blandas, o si tiene otros síntomas adversos, consulta a tu médico.

Trauma y descuido

Los traumas, como la trituración de las uñas de los pies, puede resultar en división y deformidades permanentes. Además, si las uñas constantemente se mojan y secan, o si te las molestas o vives en una zona con baja humedad, pueden volverse quebradizas y dividirse. Si bien estos factores externos causan división de las uñas con más frecuencia, la división de las uñas de los pies puede indicar una causa interna, ya que las uñas son típicamente fuertes y no se separan fácilmente, a menos que se debiliten por dentro.

Enfermedad y desnutrición

Si has experimentado una prolongada enfermedad, puedes desarrollar líneas de Beau, que son depresiones a través de las uñas que pueden resultar en la división. Una enfermedad grave puede provocar que estés desnutrido o que tengas una deficiencia de ciertas vitaminas y minerales esenciales, lo que puede conducir a las uñas quebradizas o separadas. Además, la desnutrición relacionada con una enfermedad puede provocar cambios en la fuerza del pie y en su aspecto, ya que priva a tu cuerpo de los nutrientes necesarios para el crecimiento apropiado de las uñas y el apoyo.

Deficiencia de hierro

De las deficiencias nutricionales que resultan en la división de las uñas de los pies, una deficiencia de hierro es la más común. La deficiencia de hierro resulta en anemia cuando no obtienes suficiente hierro de tu dieta, y esto puede causar una variedad de síntomas adversos. Puedes experimentar solo fatiga, dolores de cabeza y agitación al principio. Pero a medida que progresa la anemia, por lo general te darás cuenta de que tus uñas se vuelven quebradizas y se dividen, así como de que tienes un tono de piel pálida, dolor en la lengua y mareos. La alteración de las uñas más común asociada con una deficiencia de hierro es la coiloniquia, donde las uñas desarrollan rebordes, se adelgazan y se curvan hacia adentro, todo lo cual también puede conducir a la división.

Prevención y consideraciones adicionales

Puedes ayudar a prevenir la división de las uñas por desnutrición o deficiencia de nutrientes al consumir una dieta rica en nutrientes que te den vitaminas y minerales esenciales, como el hierro. También puedes encontrar que tomar suplementos de biotina puede fortalecer las uñas y reducir su división, según el Colegio Americano de Osteopatía de Dermatología. Siempre consulta con tu médico antes de comenzar a tomar cualquier suplemento. Además, hazle saber si tus uñas han empezado a dividirse o si sospechas que tienes anemia por deficiencia de hierro u otra deficiencia nutricional, ya que pueden llegar a ser graves si no se tratan.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por katherine bastidas